Ahorrar en la factura del agua

La factura del agua, igual que la factura de la luz y gas, se lleva su porción del presupuesto mensual de la casa. Su consumo es esencial, por lo que no conviene dejar de pagarla, pero si te esfuerzas en reducirla con pequeños gestos cotidianos, el ahorro puede ser notable.

Imagen Ahorrar en la factura del

Ramon Soler

El agua es un bien indispensable para la vida, y la extensión del suministro a cada vivienda es una buena medida del índice de desarrollo humano en cada territorio. También es un recurso escaso en la mayor parte del planeta, incluido nuestro país, por lo que malgastarla es un gesto insolidario, que además atenta contra el medio ambiente. Tenemos derecho a acceder al agua, sí, pero también la obligación de hacer un consumo concienzudo de ella.

Si te paras a pensarlo, hay muchas cosas que se pueden hacer para no derrochar agua… Si desarrollas tu olfato ahorrador, seguro que consigues que los recibos bajen a medida que tú y los que convivís en casa tomáis conciencia de la utilidad de las medidas adoptadas...

Gestos cotidianos para ahorrar agua en el aseo diario

  • Opta por la ducha antes que el baño.
  • Acostúmbrate a mantener el grifo cerrado al cepillarte los dientes, enjabonarte en la ducha, afeitarte, etc.
  • Recoge el agua fría en la ducha antes de que empiece a salir caliente y reutilízala para el inodoro, riego de plantas, cubo de fregar…
  • Dúchate en el gimnasio o la piscina para apoyar el ahorro en casa.
  • Pon jarras y botellas de agua a enfriar en la nevera para no dejar correr el agua del grifo hasta que sale fría.
  • Utiliza el lavavajillas, en lugar de lavar los platos en el fregadero.
  • Llena la lavadora y poner ciclos cortos sin prelavado…

Imagen Ahorrar en la factura del

Hansgrohe

Soluciones para ahorrar agua en casa

  • Es vital la detección temprana de las fugas en el circuito de calefacción o en la red de fontanería. Intervén rápidamente si es necesario.
  • Revisa todas las cisternas de los inodoros y grifos que gotean y actúa inmediatamente.
  • Cerciórate de que tu caldera es capaz de suministrar agua caliente de forma rápida y cómoda a todos los grifos de la casa. A veces un modelo inadecuado puede resultar un lastre al tardar demasiado tiempo en calentar el agua.
  • Instala dispositivos para economizar agua: perlizadores en los grifos que mezclan el agua con aire y aumentan la presión; griferías monomando para conseguir la temperatura y caudal deseado fácilmente; cartuchos termostáticos, que impiden la salida del agua en los grifos de la ducha hasta que se alcanza la temperatura deseada.
  • Pon una botella de agua vacía en la cisterna para evitar que se llene del todo, y pulsa siempre que puedas el pulsador de media carga.

Imagen Ahorrar en la factura el

Cosentino

Consejos para ahorrar agua en el jardín y la piscina

  • Utiliza el riego por goteo en jardineras, parterres y en todos los espacios del jardín que puedas.
  • Limita las zonas con pradera en el jardín, especialmente si viven en zonas de clima seco. Siembra un tipo de césped que se adapte a la zona. Pavimenta o pon tarima en más espacios y diseña zonas con gravilla, piedrecita blanca, corteza de árbol, etc.
  • Recoge las aguas pluviales para reutilizarlas en el riego. Existen depósitos decorativos interesantes para recoger el agua  de las bajantes de los canalones.
  • Haz un buen mantenimiento de tu piscina: observa si tiene grietas y si el consumo de agua es cada verano similar al de los anteriores. Avisa a un técnico si sospechas...

Imagen Ahorrar en la factura del

Gardena

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 28-05-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus