Archangela

Hace unas semanas asistimos a la presentación de los  productos de la marca Archangela en la tienda Parsimonia de la c/Laforja de Barcelona. Al entrar en la tienda ya te das cuenta de que te van a presentar algo totalmente diferente a las marcas de cosmética que hay actualmente en el mercado,  ya que el hecho de que se trate de un producto extraído de los mejores activos de la naturaleza (semillas, frutos, flores, algas y rocas en su forma más pura, concentrada e inalterable), hace que su producción no sea de forma masiva por lo que la distribución la hacen en tiendas acordes con el producto donde se cuida hasta el más mínimo detalle.

Imagen Archang

Nos recibe Blanca Jiménez de la Hoz, directora de prensa y comunicación, y nos cuenta el punto de partida: es el fruto de la investigación de la homeópata María José Martínez Caballero, presente también en este encuentro,  quien comenzó a probar la línea sobre sus pacientes de manera casi familiar y no iba más allá de crear lo más parecido a un ideal de cosmético. Tras años probando, disfrutando, descubriendo pequeños mundos y compartiéndolo con amigos, por fin han decidido compartirlo con muchos más. 

Archangela es una firma de cosmética con una filosofía basada en la biosostenibilidad y la biotecnología, en la utilización de materias primas de gran calidad y eficacia extraídas de semillas, frutas, flores, algas y rocas.

Pero si hay algo que de verdad los hace diferente, es que sus aceites se extraen de la primera presión en frío de la semilla o fruto en la que se obtiene la mayor pureza para los ingredientes de estas lujosas creaciones.

Imagen Archang

La línea consta, de momento, de una crema hidratante, un fluido hidratante, un jabón ligeramente exfoliante y un aceite. Son productos unisex y para todos los tipos de piel, con objetivo antiedad, antioxidante, hidratante, nutritivo y protector.

La sinergia de sus ingredientes se trasmite a las capas más profundas de la piel y se amplía a todos los sentidos por su intensidad aromática, sus notas cromáticas y sus deliciosas texturas.

Una mirada al desarrollo sostenible.

El aceite de melón del Kalahari se adquiere de una cooperativa de Namibia, donde trabajan unas 3.000 personas, el 95% son mujeres procedentes de una región muy pobre del norte del país. Con el apoyo a esa producción local contribuimos a mejorar sus condiciones de vida.                          

La  planta Inca Inchi procede de un programa para el desarrollo en Perú, de esta forma se garantizan unos ingresos estables a sus agricultores. Además esta planta originaria de la zona con fines alimentarios y medicinales está incluida en los planes de reforestación gubernamentales para luchar contra la deforestación.

Imagen Archang

 Dra.MJosé Martinez Caballero Archangela

De la Amazonia adquieren el babas, una planta que se adquiere en ciertos estados de Brasil que están amparados por una ley estatal que les permite cultivarlo libremente para alimentar a la familias y así contribuir a la economía de la comunidad. Hay 600.000 mujeres, agrupadas en diferentes asociaciones, dedicadas a su cultivo y recolección.

El Calophyle, una planta silvestre del este de Madagascar, lo compran a campesinos locales mediante un sistema de cooperativa, que les permite un salario y educa también a la población en una recolección responsable y respetuosa con la naturaleza. 

Probamos la gama de cosmética, notando en principio los aromas característicos de unos productos sacados  de la naturaleza  y una vez en contacto con la piel una suavidad y una total absorción.

Imagen Archang

Terminamos la visita donde nos hacen entrega de toda la gama de productos, para poder disfrutar de sus beneficios.  

www.archangela.es

Más artículos de: El blog de redacción

Publicado el: 21-05-2013

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus