Aromaterapia

El antiguo arte de la aromaterapia está tan de actualidad que parece que lo acabáramos de descubrir en este momento. Es una rama de la medicina alternativa que utiliza los aceites esenciales del mundo vegetal como método terapéutico para mejorar la salud física y anímica, y probablemente los difíciles momentos por los que pasa gran parte de la sociedad son los que han hecho necesario la búsqueda de soluciones que nos ayuden a equilibrar nuestras emociones.

Imagen Aromater

Ambietn Air

Pero… ¿qué son los aceites esenciales? No son más que sustancias ligeras y volátiles que se encuentran en las plantas y que conservan su aroma. Estas sustancias se extraen de hojas, tallos, raíces, cortezas, hierbas, frutas… y ayudan a reequilibrar nuestro organismo y mejorar nuestro estado de ánimo.

Imagen Aromater

The White Company

A pesar de que es considerado un método vanguardista, estos  métodos ya eran utilizados en la antigüedad, en la cultura china, en la egipcia y por los griegos, romanos y árabes. Los aceites esenciales se usaban para la meditación y los curanderos los utilizaban en sus rituales. Con todo ello se conseguía purificar los lugares y armonizar la energía.

Imagen Aromater

Ambient Air

Los efectos terapéuticos de estos componentes orgánicos se consiguen a través del sentido del olfato, mediante inhalación o por la aplicación directa de los aceites en la piel.

Imagen Aromater

Ambient Air

Son muchos los sectores donde es utilizada la aromaterapia, en estética, en spa,  para el rendimiento deportivo, y por supuesto en el hogar. Los efectos que producen son relajantes, equilibradores, estimulantes y además algunos de ellos son afrodisíacos y estimuladores de la mente.

Imagen Aromater

Ambient Air

Al igual que hay diferentes tipos de perfumes para las distintas ocasiones de nuestra vida, con las fragancias del hogar ocurre exactamente lo mismo, cada época del año tiene su aroma.

Imagen Aromater

Ambient Air

El frío hace que las fragancias se sientan menos, por lo tanto deben ser más fuertes, el invierno da espacio a aromas dulces, intensos y muy marcados como la vainilla o la canela.

Los aromas del otoño y la primavera suelen ser más frescos y naturales, deben ser fragancias que llenen de energía el ambiente con notas florales y cítricas como el coco, la fresa y los frutos rojos o la lavanda y el jazmín.

En verano son más acordes los aromas suaves, esto conlleva un amplio abanico de fragancias como la flor de azahar, océano o los aromas frutales como el melón o el mango.

Imagen Aromater

The White Company

Además, a través de los aromas tienes la capacidad de personalizar tu hogar y las diferentes estancias en función de la actividad que se desarrolla en cada una de ellas.  Puedes crear un ambiente confortable en el salón, sedante o sensual en el dormitorio, fresco en los cuartos de baño… y uno más estimulante en la zona de trabajo.

Imagen Aromater

The White Company

A través de las fragancias que utilicemos en nuestro hogar, conseguiremos crear nuestra propia marca de la casa, y que nuestras visitas nos recuerden por muchas razones, pero también por el personal aroma de nuestro hogar.

Información: Ambient Air

Más artículos de: Ideas y tendencias

Publicado el: 20-04-2012 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus