Ball Chair

El diseño de la Ball Chair nació a partir de la firme idea de su diseñador Eero Aarnio, de diseñar una silla para su casa, donde todavía hoy cuenta con la primera silla que se fabricó.

Imagen

Según Eero, diseñarla fue muy fácil, y más aún  bautizarla. Tras realizar algunos bocetos el diseño era tan simple que se  había convertido en una bola. Un armazón esférico, con el interior tapizado, y al que añadió un teléfono.

Imagen

En 1966 Eero presentó la silla en la Feria de Colonia. De esta manera se dió a conocer un diseño que perduraría en el tiempo marcando un hito en la historia del diseño, así como el reconocimiento de un diseñador que haría historia en el mundo del diseño y la decoración.

Imagen

Con el paso del tiempo, se han hecho algunas reinterpretaciones de la ball chair, como ésta, que convierte el diseño en una burbuja, la Bubble Chair.

Imagen

La Ball Chair es un diseño perfecto para vivir momentos de intimidad, ya que se trata de un espacio privado, dentro del compartido.

Imagen

Podemos colocarla en cualquier estancia, en el salón, en el dormitorio… pero seguro que todos nos la hemos encontrado en espacios comerciales. Tiendas de moda, hoteles, recepciones…

Imagen

No hay que confudir la Ball Chair y las copias autorizadas de la misma con la Sphere Chair, que según se indican en la página oficial de Eero Aarnio es una copia no autorizada que podemos distinguir porque el pedestal sobre el que se asienta la esfera es de metal pulido.

Imagen

Si quereis incluirla e vuestra casa podéis encontrar la Ball Chair original en Hive por unos 6500 dolares o bien consultar la lista de distribuidores de España.

Si el presupuesto no os llega, siempre podeis adquirir una miniatura de este icono del diseño en la tienda del Vitra Design Museum por 213 euros.

Imagen

También hay disponibles muchísimos diseños basados en la Ball Chair, con precios muy variados, como el que podemos encontrar en Inmod desde 1675 dolares. En Inmod además disponen de una herramienta online para customizar y crear nuestra propia Ball Chair, incluso incluyendo si lo deseamos un sistema de audio.

Más artículos de: Clásicos del diseño

Publicado el: 09-07-2008

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus