Bebidas energéticas: ¿un estímulo… peligroso?

Las bebidas energéticas han sido en los últimos tiempos motivo de polémica. Su consumo promete aportar energía y bienestar de modo inmediato. Sin embargo, se las ha relacionado con varias muertes por paro cardiaco… En cualquier caso, nunca deben confundirse con las bebidas isotónicas o deportivas, cuya función es básicamente hidratante durante la práctica de ejercicio, e incluso son recomendadas por los médicos para atajar la diarrea de un modo natural.

Imagen Bebidas energéticas: ¿un estímulo… peligr

Las bebidas energéticas han tenido una gran aceptación entre los adolescentes y los jóvenes, y también entre aquellos que se sienten a menudo faltos de energía. De hecho, alguna de ellas se anuncia como una bebida muy apreciada por los deportistas, los estudiantes y los profesionales… Tienen en su composición sustancias estimulantes como la cafeína, el guaraná, el ginseng y la taurina, por poner sólo algunos ejemplos. Las marcas más conocidas en nuestro país son Red Bull, Burn, Powerade, 5-Hour Energy  y Monster. 

Al ser relativamente nuevas, todavía hay pocos estudios sobre los efectos sobre la salud que pueden tener las bebidas energéticas. Pero uno de los más recientes, realizado por la Sociedad Radiológica de Norteamérica, asegura que las bebidas energéticas con altas dosis de cafeína y taurina alteran las contracciones del corazón, aumentando la frecuencia cardiaca y la tensión arterial. Además, si contienen el aminoácido taurina, pueden añadirse a los anteriores problemas la aparición de arritmias y taquicardias.

La cafeína también está presente en otras bebidas, especialmente el café y los refrescos de cola. Pero en las bebidas energéticas, la cantidad de cafeína (entre 70 y 400  mg por litro) es tres veces superior a la del café y tres o cuatro veces más que en una bebida de cola. Una de las principales objeciones que se pone a estas bebidas es que sus etiquetas inducen a la confusión sobre la cantidad que llevan de cada sustancia…

Imagen Bebidas energéticas: ¿un estímulo… peligr

Una de las bebidas que está en el ojo del huracán es Monster. De hecho, ha sido investigada por la todopoderosa FDA norteamericana en relación con cinco muertes que podrían estar asociadas al consumo de esta bebida energética. Lo peor de todo es que su consumo está muy extendido entre los adolescentes, y que su mezcla con alcohol hace que los consumidores están más dispuestos a adoptar conductas peligrosas como conducir en estado ebrio.

Es importante no confundir las bebidas energéticas con las bebidas isotónicas. Las bebidas isotónicas (tipo Gatorade o Aquarius) aportan la hidratación que se pierde durante la práctica de deporte con la sudoración, además de vitaminas y sales minerales.  Llevan en su fórmula agua, electrolitos y carbohidratos que reponen el sodio y el potasio, y proporcionan un plus de energía durante la práctica de ejercicio físico. Su envase es sensiblemente mayor que el de las bebidas energéticas (500 ml frente a 240 ml) para aportar una gran cantidad de líquido al organismo justo cuando más lo necesita. Por último, las fórmulas han sido avaladas por más de 30 años de estudios sobre ellas, que han sido publicados en las más prestigiosas publicaciones científicas del mundo.

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 27-01-2014 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus