Cambio de temporada

Hay quien a estar alturas ya lo ha hecho, y quienes se resisten lo tendrán que hacer pronto, el temido cambio de armario para traer a él la ropa de temporada. Bluespace pretende ayudarnos a que la tarea e cambio de ropa e temporada se convierta en una tarea fácil y el primer consejo que nos da es hacerla con previsión y de forma ordenada.

Cualquier cambio de estación obliga a renovar el armario, a cambiar prendas y a guardar todo aquello que no se vaya a usar hasta la próxima temporada.  Este año, nuevamente, nos toca guardar los enseres del verano por lo que la firma, experta en ofrecer soluciones de almacenaje para el hogar, nos aporta unos pasos clave para conservar bien nuestras prendas y otros utensilios de temporada, de forma eficiente.

Imagen Cambio de tempo

PASO 1: Utiliza para tu ropa embalaje de primera calidad

Utiliza cajas y recipientes que no se eformen y sean resistentes a la humedad, para eviitar que las cosas que guardes en ellas se estropeen como consecuencia de agentes externos. Bluespace ofrece una amplia gama de material de embalaje y cajas de cartón a la medida de cada necesidad y a un precio sin competencia que se puede conseguir con la oferta/pack Cambio de Estación o encontrar consultando la web

PASO 2: Las prendas deben estar limpias y en buen estado

Es importante repasar cada una de las prendas, mirar que estén en perfectas condiciones. Este paso evita guardar innecesariamente piezas que desecharemos la próxima temporada y garantiza que la ropa y el tejido se conserven perfectamente.

PASO 3: Dobla las camisetas, pantalones cortos y piezas pequeñas

En verano se acumula gran cantidad de camisetas de algodón, pantalones cortos, pañuelos, bañadores, pareos, etc. Estas prendas deben guardarse dobladas dentro de cajas de cartón para protegerlas del polvo. Esto permite moverlas con facilidad y que se guarde mayor cantidad de ropa en un espacio pequeño.

PASO 4: Los trajes, faldas y pantalones deben almacenarse colgados

Estas prendas se conservan mejor si no se doblan. Deben estar todos los botones y cremalleras abrochados (en las perchas para pantalones debe colocarse una espuma en la barra para que no deforme el tejido) y, una vez ordenado, deben protegerse con fundas y guardarse en cajas armarios. Estas cajas tienen mucha capacidad de almacenaje y permiten abrirse frontalmente para poder sacar o depositar en cualquier momento una prenda.

Imagen Cambio de tempo

PASO 5: El calzado  Zapatos, sandalias, zuecos, alpargatas

En la época estival usamos muchos tipos de calzado. La solución para que duren años es guardarlos individualmente. Cada modelo en una bolsa. Previamente hay que limpiarlos y sacarles el polvo, asegurándonos así una buena conservación.

PASO 6: Otros utensilios de temporada

Por ejemplo, el material deportivo que sólo se usa estacionalmente, o los útiles playeros y/o de montaña. Todo esto también debe ser identificado y almacenado en sus correspondientes cajas para que pueda ser utilizado nuevamente cuando se precise.

PASO 7: Introducir en cada caja una bolsita antipolillas e identificar las cajas

Es importante indicar en cada caja el contenido, la estación y el propietario. Si se trata de niños lo ideal es, además, indicar la talla o edad. Este paso nos garantiza no tener que abrir cajas y evitar que entre polvo en ellas.

PASO 8: Apilar las cajas siguiendo un orden de utilización

No olvides que las más pesadas deben ir siempre en la parte de abajo.

Información e imágenes: Bluespace

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 24-09-2012

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus