Celebra San Valentín queriéndote más

Se acerca el aniversario del patrón del amor, San Valentín, cuando internacionalmente celebramos la pareja y la amistad. Andamos buscando como locos regalos con los que sorprender a los que más queremos y no está mal pero, ¿y qué pasa con nosotros? Hoy os damos 10 pautas con las que aprender a querernos mejor, puesto que la relación más larga y también la más importante en la vida es la que tenemos con nosotros mismos.

Imagen Celebra San Valentín queriéndote

Sé realista: ¡Deja de compararte con las estrellas de las revistas y la televisión! Observa los seres humanos “normales” que te rodean, ¿verdad que son maravillosos? Pon atención a todo lo extraordinario que hay en ti.

Di adiós a la crítica destructiva: Comienza por aceptarte tal y cómo eres. Cuando estás bien contigo mismo, los cambios son positivos. En aquello que quieras cambiar y mejorar, sé paciente, amable y compasivo contigo mismo, ponte metas realistas. Sé amigo tuyo.

Aprecia lo tuyo: La búsqueda de la felicidad es una constante meta, pero si no disfrutas de las cartas que te han tocado no vale la pena jugar, ni mucho menos apostar.

Felicítate: Cuando consigas algo bueno, celébralo. Premia tu esfuerzo, incluso cada día.

Perdónate: todos cometemos errores pero una vez cometidos sólo hay una forma buena de gestionarlos: reconociendo el error con sencillez y enmendando el asunto con sinceridad. Verás que no pasa nada.

Cuida tu cuerpo: Quererse no es sólo un trabajo psicológico, también hay que aprender a cultivarse físicamente. Cuida tu alimentación y practica algún deporte, verás como poco a poco tu confianza irá creciendo.

Se amable y sonriente: Una parte importante de la autoestima es cómo nos ven los demás. Somos el reflejo de lo que proyectamos por lo que, si eres amable y cariñoso, los demás verán tus mejores cualidades. Y, así, todo estará más equilibrado.

No te compares con nadie: No todos somos iguales, ni podemos serlo. Actúa tal y como eres tú mismo, sin imitar a nadie. Ya sabes, las comparaciones son odiosas.

Eres guap@: Somos muy críticos con nuestro físico. Olvídate de esa nariz que te parece demasiado grande y recuerda que la belleza es intangible y que si está en algún sitio es en la singularidad, no esperes más y saca de paseo lo mejor que hay en ti.

Mindfulness: Las preocupaciones ocupan una parte importante de nuestra vida diaria, pero… ¿Y si en vez de vivir todo el día pensando, te propones conectar con todo lo bueno que tienes?

Información: Artiem Fresh People

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: San Valentín, Belleza y salud

Publicado el: 01-02-2016

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus