Claves para ahorrar agua en el cuarto de baño

Llevar a cabo un consumo responsable del agua no sólo ayudará a conservar este recurso natural imprescindible, sino también a mejorar nuestra economía doméstica. La escasez de agua y la degradación de los recursos hídricos es un problema creciente, agravado por el clima propio del país y las consecuencias del cambio climático. Por este motivo se prevé que en los próximos años, y siguiendo asimismo la directiva europea al respecto, el precio del agua aumentará considerablemente. Ser conscientes de nuestras responsabilidades con este recurso vital nos permitirá hacer un uso más racional y eficiente, al tiempo que ahorramos en nuestras facturas.

Cuando se abre un grifo suelen salir entre 9 y 12 litros de agua por minuto, una cantidad excesiva para usos como lavarse las manos. Las griferías monomando ofrecen un consumo menor que las tradicionales, ya que una misma palanca permite regular el caudal y la temperatura del agua o cerrar el grifo. Además fabricantes como Grohe, grifos como los de la serie Eurosmart, disponen de limitador ecológico de caudal.

Imagen Claves para ahorrar agua en el cuarto de b

Los modelos termostáticos generalmente para ducha y bañera, disponen de un selector de temperatura que permite fijar los grados a los que se desea que salga el agua, evitando el desperdicio que supone tener que regularla con un grifo convencional. Ahorran hasta un 16 % más que las monomando. Series de termostáticos como la Grohtherm 2000 New, ofrece además otras ventajas,  en cuanto a seguridad y tecnología.

Imagen Claves para ahorrar agua en el cuarto de b

Electrónicas, gracias a su detector de presencia mediante rayos infrarrojos, estas griferías se accionan cada vez que se acercan las manos y cortan el suministro cuando éstas se retiran, o pasados unos segundos previamente programados. Este tipo de grifería se utilizan más en espacios públicos (restaurantes, hoteles, aeropuertos…) por sus elevadas especificaciones, son resistentes, ecológicas e higiénicas de usar.  Las nuevas griferías electrónicas de Grohe, incorporan la más innovadora tecnología energético -  eficiente para reducir el consumo de agua.  

Imagen Claves para ahorrar agua en el cuarto de b

Cada vez que se activa la cisterna del inodoro se vierten entre 6 y 10 litros de agua. Para reducir esta cantidad, existen modelos de doble descarga o de descarga interrumpida que permite reducir esta cantidad.  Duravit, fabricante de de sanitarios, investiga continuamente para encontrar mejoras que ahorren recursos e incidan menos en el medioambiente. Este ahorro de recursos se refleja en el lavado de los inodoros.

Duravit fue en su tiempo pionero en reducir la cantidad de agua del lavado de 9 – 12 litros a los habituales 6 litros de hoy en día. Pero el departamento I+D sigue evolucionando y ha logrado que los inodoros puedan efectuar un lavado perfectamente higiénico con solo 4,5 litros. En este momento ya se puede disponer de varios modelos con este lavado que cumplen la normativa EN997 5A.

Imagen Claves para ahorrar agua en el cuarto de b

Otra innovación, es el inodoro suspendido sin canal de lavado – rimless – de la nueva serie DuraStyle ofrece una solución innovadora para una perfecta higiene con un reducido tiempo de limpieza. Una nueva técnica de lavado garantiza un resultado óptimo también con cantidades reducidas de agua.

También hay que evitar las fugas en los grifos, pues un grifo que gotea puede derrochar 30 litros de agua al día y una cisterna, hasta 150 litros. De ahí la importancia de localizar y reparar cualquier gotera rápidamente.

Con estas soluciones que requieren una inversión inicial, con seguridad, se rentabiliza en un plazo corto -  medio de tiempo. En nuestras manos está, poder ahorrar a la vez que cuidamos de este bien tan esencial como escaso, llamado AGUA.

Información y fotografías: Grohe

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Baño

Publicado el: 16-12-2013

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus