Armarios modulares a medida

Si tienes espacio en el dormitorio y no dispones de un armario empotrado, no lo dudes: los armarios modulares son la mejor elección para hacerte un armario a medida. Puedes planificarlo a tu gusto y de acuerdo a tus necesidades, y luego decidir si realizas tú mismo el montaje del armario o no. Pero será el armario que cumpla tus expectativas y sin las molestias que ocasionan en casa los trabajos de albañilería.

Imagen Arma

¿Tu casa no tiene armarios empotrados? ¡Qué suerte! Ahora puedes convertir lo que en principio era un defecto en virtud: tienes la posibilidad de hacerte un armario prácticamente a medida con las nuevas soluciones que ofrecen muchas grandes superficies dedicadas al acondicionamiento de la casa, como Leroy Merlin, IKEA…

El "Hazlo tú mismo" va calando en la mentalidad de los españoles poco a poco, y cada vez encontramos un número mayor de soluciones de fácil montaje que abaratan los precios una barbaridad. Los armarios, frente a otras piezas en kit, tienen muchas posibilidades de personalización: las dimensiones, los tipos de puerta y de apertura y los diferentes módulos interiores son todas variables que al combinarse hacen casi imposible que encuentres dos armarios iguales.  ¡Y los resultados son casi siempre espectaculares para la inversión realizada en el producto!

Imagen Arma

Tomar medidas del espacio para el armario

  • Antes de acudir a la tienda conviene tomar las medidas del hueco disponible: altura, anchura y profundidad del espacio, a ser posible, en varios puntos.
  • Prevé el espacio que queda al frente del armario según el tipo de puertas que elijas.
  • Traza un plano del dormitorio en el que consten columnas, vigas, molduras, rodapiés y sus medidas exactas.
  • Señala en tu plano enchufes e interruptores por si necesitas cambiarlos y planifica la instalación eléctrica si deseas iluminar el armario por dentro.

Imagen Med

Elección de puertas de armario

Decide qué tipo de puertas deseas para tu armario, atendiendo a su funcionalidad, pero también al espacio disponible.

  • Correderas: tienen la ventaja de que no ocupan espacio extra, pero también es cierto que impiden visualizar el interior del armario al completo; con el tiempo cansa un poco  mover las puertas de un lado a otro para sacar del armario diferentes prendas. En espacios grandes, mejor tres puertas correderas que sólo dos, pero -¡ojo!- cada una con su propio raíl para así apilar las tres y dejar a la vista el máximo de armario, y en diferentes puntos...  De 40 a 150 €, según medida (40 o 60 cm) y acabados. Suben hasta 180 € las modernas de cristal lacado en colores.

Imagen Armario de puertas corred

  • Abatibles: son las más comunes, y bastante cómodas si se dispone de espacio suficiente. Si tienes un gran armario, mejor disponer de varias puertas pequeñas  (instaladas de dos en dos) que dos o tres puertas grandes. Eso sí, en espacios grandes condicionan la distribución interior de los armarios por la necesidad de colgarlas de bisagras que deben estar ancladas a los módulos interiores del armario. A partir de 40 €, en medida de 40 cm en tono roble hasta 90-100 €/unidad en lacado blanco o negro, acabado wengué o cristal al ácido.

Imagen Armario de puertas abati

  • Plegables: estas puertas son la alternativa a las abatibles para abrir los armarios y visualizarlos por dentro al completo. Resultan cómodas siempre que cada pieza tenga una anchura discreta y que no se necesiten demasiadas para formar el "acordeón".

Componer el interior del armario

Es la parte más personal del trabajo de planificación. Si el armario es compartido, incluso es posible dividirlo en dos y realizar una configuración diferente según los hábitos y necesidades particulares de cada uno de los usuarios… Los módulos (80 cm de ancho, a partir de 55 €) suelen tener anchos variables en varias medidas estándar y posibilidad de dos alturas (hasta el techo o un poco más bajos). Luego se realiza su composición interior con bloques de cajones (4 cajones para módulo de 60 cm a partir de 75 €), baldas (mejor extraíbles, unos 12 €/unidad para módulos de 80 cm), barras para colgar, quizá doble barra arriba y abajo (o mejor un pantalonero), espacio para zapatos o no, barra larga para colgar vestidos, un solo cajón extra-ancho para ropa interior (unos 50 € para módulo de 80 cm)… Hay tantas ideas y configuraciones que será casi imposible que dos personas, lápiz en mano, coincidan en su boceto de armario ideal.

Imagen Med

Aquí lo que prima es la funcionalidad y las costumbres de cada uno. Si un miembro de la familia gusta de las camisas planchadas y dobladas con primor, está claro que necesita múltiples baldas extraíbles sólo para estas prendas… Si lo tuyo son los jerseys, entonces necesitan baldas donde te quepan a pares y apilados al menos de tres en tres… ¿Loca por los zapatos, los bolsos? Necesitarás un amplio espacio para organizarlos, quizá reservándoles un amplio espacio en vertical…

Imagen Arma

Y al tiempo que compones los módulos es importante ir pensando en accesorios y complementos: divisiones extra para ropa interior y/o complementos (a partir de 5 €), portaperchas deslizantes (a partir de 6€), zapatero de rejilla lateral extraíble (a partir de 16 €)…

Con todo ello conseguirás un armario modular, pero completamente a medida, que hará más cómoda la tarea de organizar la ropa para cada estación del año y ocasión.

Fotografías: Ikea, Leroy Merlin

Más artículos de: Informes

Publicado el: 16-05-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus