Cómo llenar la cesta de la compra en Navidad

Con la llegada de la Navidad, los precios de algunos productos frescos (cordero, besugo, marisco…) se disparan una barbaridad. Algunos de estos alimentos alcanzan precios realmente astronómicos y, sin embargo, año tras año la demanda se mantiene alta. Mejor que lanzarse a la compra tradicional y compulsiva el día antes de Navidad, ser precavido este fin de año con algunas estrategias para comprar calidad a buen precio.

Los productos frescos tradicionales de la Navidad sufren una fuerte demanda pocos días antes de comenzar ésta. Es la razón de que los precios suban tanto. Por eso conviene planificar la compra con bastante antelación, si es posible, desde principios de diciembre. Para ello es necesario conocer el número de comensales aproximado que se sentarán a tu mesa y qué tipo de cocina piensas hacer.

Imagen Cómo llenar la cesta de la compra en Navidad

El primer consejo es no experimentar platos nuevos que nunca has hecho los días clave de la Navidad, ya que es posible terminar bastante decepcionado con los resultados de una receta que no habías probado a preparar antes.

Si lo tuyo son los platos tradicionales de la Navidad, ten en cuenta que es importante comprar con antelación y congelar. También se puede estar al tanto de las ofertas que ofrecen las cadenas de supermercados, ya que en algunos casos utilizan los precios bajos del cordero, los langostinos, etc. como reclamo para atraer clientes que luego realicen el resto de sus compras de alimentación navideñas allí.

Imagen Cómo llenar la cesta de la compra en Navid

Los mejores días de la semana para hacer la compra de fresco, especialmente de pescado, son tradicionalmente los miércoles y los viernes, aunque también se puede comprar jueves por la tarde y sábados por la mañana. La razón es muy sencilla, y tiene que ver con los días de apertura de los mercados centrales de abastos de cada ciudad o zona, donde se surten los pequeños comercios y las grandes cadenas de supermercados.

Si eres ya un comprador maduro, sabrás que existen diferentes calidades y procedencias del cordero: el nacional es más caro que el irlandés, y normalmente de mejor calidad; el cordero lechal (la cría más pequeña de la oveja) es el más apreciado, aunque el recental sale también excelente. Con el cordero pascual, estamos ante una carne algo más basta, de sabor mucho más intenso, que normalmente se usa ya para hacer chuletas en barbacoa u horno de leña. Para cocinar el cordero asado de la forma tradicional, pero mucho más ligero, basta con introducirlo en el horno precalentado en una fuente de barro, loza o pyrex bien espolvoreado de sal y con un vaso de agua por encima. Se va añadiendo más agua a medida que la carne se va haciendo y el líquido mezclado con la grasa que desprende el cordero se concentra.

Imagen Cómo llenar la cesta de la compra en Navid

Con los langostinos y los percebes pasa lo mismo: los de procedencia nacional son mucho más apreciados y sabrosos. Y normalmente de menor tamaño, para que no te fíes de una apariencia lustrosa… Por eso conviene fijarse en el lugar de origen tanto del marisco como del pescado para comprar calidad. De hecho, es obligatorio que las pescaderías lo exhiban junto al precio en lugar visible. Centollos, bueyes de mar y nécoras a veces salen excelentes comprándolos ya congelados.

Si lo tuyo es la cocina innovadora, puedes lucirte ante tus invitados en Navidad con platos diferentes y a muy buen precio. Sopas y cremas hechas con marisco o pescado, platos muy elaborados preparados con masa de hojaldre… Y si aún eres sólo cocinero aficionado, puedes sorprender con bandejas de canapés variados (hazte con sobres de ahumados, queso de untar tipo Philadelphia, huevas de pescado, patés con un toque de mermelada…), cócteles a base de frutas y mariscos aliñados con salsas de yogur, y "rotis" o rollos de pavo, ternera o cerdo rellenos de frutos secos. ¡Simplemente espolvoreados de sal y untados de miel, se convierten en platos de unos sabores sorprendentes tras pasar por el horno!

Imagen Cómo llenar la cesta de la compra en Navid

Por cierto, los precios de los dulces navideños siguen otros derroteros diferentes de los del producto fresco, y es frecuente encontrar precios cada vez más bajos a medida que pasan los días en diciembre. Con estos consejos, ya sólo nos queda desearos, "¡Feliz compra de Navidad!".

Fotografías: Tesco

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Navidad

Publicado el: 03-12-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus