Consejos para renovar las ventanas

Una vivienda bien aislada basa gran parte de su eficacia en los cerramientos, concretamente en las ventanas. A través de ellas se puede escapar el calor del hogar y pueden entrar las corrientes frías. Para evitarlo, es importante mirar con lupa las ventanas que vamos a instalar si queremos renovar nuestros cerramientos.

Imagen Consejos para renovar las vent

Ahora mismo es un buen momento para hacerlo, ya que en las distintas comunidades autónomas está vigente el llamado Plan Renove para ventanas, con ayudas que superan los 100 euros en algunos casos. Además, a partir de ahora también es posible desgravarse el 10% del importe de las obras de reforma en la vivienda habitual, siempre que estén relacionadas con el ahorro de energía y la sostenibilidad; es el caso de las ventanas.

Las ventanas de aluminio son las más económicas, aunque las de PVC cuestan ya prácticamente lo mismo. Las de apertura corredera también son las más baratas, aunque no son tan aislantes como las abatibles o las oscilobatientes; estas últimas son la mejor opción, aunque también la más cara. Y por supuesto, el tipo de acristalamiento es también fundamental. Hoy día nadie se plantea ya colocar ventanas sin doble acristalamiento. Este sistema consiste en dos cristales con una cámara de aire o gas (kriptón, argón o SFC) entre ambos, sellada con productos específicos.

El espesor de los vidrios debe ser como mínimo de 4 milímetros; si el exterior es 1 milímetro más grueso que el interior, el aislamiento mejorará considerablemente. Y también, cuanto más amplia sea la cámara de aire, mejor; una elección perfecta sería una ventana de 4/14/5.

Imagen Consejos para renovar las vent

Si las ventanas que vamos a instalar son de aluminio, hay que procurar que tengan sistema de rotura de puente térmico (RPT). Este sistema evita que, cuando hace frío fuera y calor dentro de la casa, los marcos de las ventanas “suden”; es decir, que la humedad interior se condense sobre el aluminio en forma de gotas de agua.

Para evitar que esto ocurra, el sistema RPT está formado por dos perfiles (interior y exterior) unidos con poliamida; este durísimo material plástico “rompe” el puente o comunicación entre ambas partes, y puede distinguirse como una tira de color negro de 12-15 mm de grosor fijada en los cantos de la ventana.

Imágenes : Velux, 76spread

Por Marta Sánchez

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Puertas y ventanas

Publicado el: 24-06-2010 | Autor: Marta Sánchez

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus