Convierte aguas duras en aptas para beber

¿Harto de gastar dinero en bidones de agua embotellada para beber y cocinar? Necesitas informarte bien de las alternativas para consumir un agua del grifo pura y sin sabores raros. El filtrado por ósmosis inversa es una de las opciones…

Imagen osmosis 4

Acarrear bidones y bidones de agua en muchas localidades de España donde la del grifo no es apta para consumo o tiene mal sabor es realmente un tarea tediosa y esforzada que muchos quisieran poder evitar… Por eso sistemas de filtrado de agua de consumo como la ósmosis inversa están teniendo mucha demanda entre los consumidores, hartos de gastar dinero y energía en comprar agua mineral. Instalar uno de estos sistemas en casa (se hace bajo el grifo de la cocina) no es sencillo ni barato, por lo que conviene informarse bien  y conocer de antemano los pros y los contras. Sepamos algo más del sistema de ósmosis inversa para filtrar agua del grifo.

Imagen osmosis 3

Cómo funciona la ósmosis inversa

Los equipos de ósmosis inversa filtran el agua del grifo y la vuelven a filtrar. La membrana semipermeable que incorpora retiene las sales disueltas, responsables del mal sabor y olor del agua de la red, ya que sus pequeños poros dan paso sólo a las moléculas más pequeñas del agua, pero no a las grandes... El agua que se obtiene es mucho más pura. Así es en pocas palabras la acción que lleva a cabo la ósmosis inversa en el filtrado de agua.

En realidad, el primer filtrado se produce sobre una lámina de carbón activo antes de llegar a la membrana de ósmosis inversa. Allí el agua desprovista de residuos sólidos pasa a un depósito y es de nuevo filtrada por el filtro postcarbono. Los desechos se van por el desagüe, mientras que algua de calidad sale ya por el grifo.

Es importante tener en cuenta que la ósmosis inversa sirve para tratar la dureza del agua, pero en aguas demasiado duras puede ser necesario descalcificar previamente el agua para que no dañe la membrana semipermeable del equipo. El precio de los descalcificadores supera con creces el del sistema de ósmosis.

Imagen osmosis 1

Tipos de equipos de ósmosis inversa

La ósmosis inversa es conocida como el sistema más fiable para depurar el agua de consumo. Existen básicamente dos tipos de equipos: los básicos, sin depósito para el agua y más económicos, y los compactos, con acumulación integrada

Al informarse sobre los equipos, conviene fijarse en…

  • Calidad de la membrana, el carbón y el filtro (si es posible, que cuenten con certificados internacionales).
  • Funcionamiento silencioso.
  • Fácil mantenimiento.
  • Reducido tamaño para que quepa bajo la encimera de la cocina o en un armario bajo.
  • Capacidad del depósito (normalmente, de 7 a 10 litros, según modelo).
  • Número de etapas (o filtros). Normalmente incorporan de 3 a 7 etapas, que son todos los filtros añadidos al proceso de filtrado, además de la membrana (para proteger ésta y alargar su vida útil).

Otros detalles importantes como:

  • contador de litros con alarma;
  • incorporación de enfriador;
  • material del depósito (el ideal es de acero inoxidable);
  • gasificador para producir soda;
  • posibilidad de un equipo slim bajo zócalo (menos de 10 cm de ancho);
  • sistema con bomba para un mayor caudal y presión;
  • detector de fugas automático;
  • lámpara ultravioleta para esterilizar el agua almacenada (un requisito que la OCU considera completamente obligatorio).

Imagen osmosis 2

Pros y contras de la ósmosis inversa para el agua

BIEN: se obtiene una calidad de agua ideal para cocinar y limpiar frutas y verduras, preparar cafés, tes infusiones, regar las plantas, y sobre todo para bebés.

MAL: se desaprovecha hasta un 90% del agua del grifo. Según la OCU, de cada 10 litros de agua, sólo se consumen dos.

BIEN: es muy cómodo; no hay que trasladar botellas y bidones de plástico a casa y no se generan tantos residuos plásticos.

MAL: es necesario consumir el agua en muy poco tiempo para garantizar su salubridad.

MAL: sólo sirven para el agua de abastecimiento urbano; no, por ejemplo, para el agua de un pozo.

Precios

Los equipos básicos parten de 180 euros, pero pueden llegar a 3.000 euros. En torno a los 500 a 800 euros de media, ya es posible encontrar máquinas de gran fiabilidad, adecuadas para su uso en una casa con un consumo medio de agua. Lo importante es encontrar la máquina cuyo rendimiento e instalación responda a las necesidades de una casa, el número de personas que viven en ella, etc. Es necesario contar con unos gastos de mantenimiento de entre 70 y 100 euros anuales. Las organizaciones de consumidores recomiendan pedir un análisis de calidad del agua a la empresa de abastecimiento o encargarlo a un laboratorio privado (entre 100 y 150 euros) para conocer realmente el tipo de agua con la que lidiamos (si es  dura, muy dura o simplemente salina). Entre las marcas más conocidas están Binature, Alison y Ultra.

Fotografías: Cromansol, Mr. Water, Beloka Water, Tricities Water Store

Más artículos de: Informes

Categorías: Belleza y salud

Publicado el: 23-10-2013 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus