Cubiertas para poner tu mismo

Los afortunados que cuentan con un espacio al aire libre de buen tamaño, suelen animarse a colocar estructuras para poder disfrutar de la estancia en el exterior sin tener que sufrir el repentino “ataque” de la lluvia y demás elementos. Esto hace que en los jardines y terrenos proliferen los porches, las pérgolas, los cenadores, los tejadillos… Estas estructuras se pueden adquirir en kit en los centros de bricolaje y jardinería, pero también las podemos construir nosotros mismos.

Imagen Cubiertas para poner tu m

En este artículo nos vamos a limitar al campo de las cubiertas o tejados; dejaremos las estructuras para otra ocasión, aunque no os preocupéis, que no nos olvidaremos de ellas… Las cubiertas para este tipo de estructuras pueden ser planas o inclinadas, pero lo más importante es que estén perfectamente protegidas, ya que tendrán que soportar la estancia a la intemperie. Si se trata de cubiertas planas, es muy importante dotarles de una inclinación, aunque sea imperceptible, para evitar que el agua se acumule en ellas.

Los tableros que se emplean para realizar estas cubiertas son los de aglomerado hidrófugo. Se distinguen bien por su color verdoso. Están tratados con unas sales especiales que les aportan impermeabilidad, y se pueden comprar en aserraderos, empresas madereras y también en grandes centros de bricolaje. Pero no basta con colocar el tablero y listo; además es necesario revestirlo con un sistema similar al de las tejas de toda la vida, pero apto para “manitas”. Una opción son las placas asfálticas revestidas de gránulos, de distintos colores, y conocidas como tegola o tegola americana. Este sistema es muy eficaz, aunque el inconveniente que presenta es que hay que unirlo con soldadura de lanza, algo que normalmente sólo realizan los profesionales. Si os animáis a hacerlo, sabed que podéis alquilar un equipo por poco dinero, por horas o fines de semana.

Imagen Cubiertas para poner tu m

Quizás la mejor opción sean los sistemas de placas asfálticas en kit, como el de esta foto. Estas “tejas” no requieren soldadura, y se colocan simplemente con unos clavos especiales que vienen con el kit. Son planchas onduladas, realizadas en fibras naturales, bituminadas y coloreadas en distintos tonos, con atractivas gradaciones de color. Proporcionan una protección y acabado óptimos para cubiertas de estructuras pequeñas.

Fotos: Onduvilla de Onduline.

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Terraza y jardín

Publicado el: 30-09-2010 | Autor: Marta Sánchez

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus