Cuchillos eléctricos y cortafiambres, ¿útiles o trastos?

¿Te has planteado alguna vez la compra de un cuchillo eléctrico o cortafiambres para tu cocina, sin saber muy bien si es práctico o no…? Resolvemos tus dudas.

Hacer cortes perfectos en diferentes tipos de alimentos es sólo posible con la herramienta adecuada. Los cuchillos eléctricos y cortafiambres pueden convertirse en un aliado perfecto en la cocina, pero no indispensable. Veamos las características del producto y su utilidad…

Los cuchillos eléctricos son un invento de los años 60, que aún subsiste por su utilidad para cortar la comida de una forma muy precisa y sin ningún tipo de presión. A menudo incorporan cuchillas específicas para cada tipo de alimento (pan, carnes, verduras…). Su utilidad es máxima si se cortan a menudo alimentos congelados o huesos para cocinar: bacalao congelado, huesos de jamón… También es el equipo ideal para que la presentación de los platos sea impecable, pues corta de forma sencilla rodajas, lonchas y rebanadas de alimento siempre uniformes y con el grosor exacto que deseas.

Imagen Cuchillos eléctricos y cortafiambres, ¿útiles o tras

Los diseños modernos de cuchillo eléctrico no necesitan ser afilados, porque incorporan ya un sistema de autoafilado que hace que sus cuchillas estén siempre listas para un corte uniforme y de gran precisión. Algunos no llevan cable para facilitar su uso en la cocina, pero no siempre esto es sinónimo de mayor fiabilidad: suelen disponer de mejores críticas en la mayoría de las páginas de venta de pequeño electrodomésticos los que incorporan cable. Eso sí, conviene verificar que es lo suficientemente largo para manejarse bien en la cocina con él.

Su limpieza es sencilla e imprescindible, sobre todo cuando se cortan carnes crudas que pueden contaminar otros alimentos si el cuchillo eléctrico no se higieniza bien: es posible retirar la cuchilla del cuerpo del aparato, pero es necesario hacerlo siguiendo las instrucciones del fabricante y extremar las precauciones para evitar accidentes.

A la hora de comprar un buen cuchillo eléctrico, conviene fijarse en la longitud del cable, como ya hemos dicho, y también en el peso del equipo y la ergonomía del mango y del interruptor, ya que es importante que sea cómodo de manejar.

Otro consejo: si sólo piensas utilizarlo para trinchar un buen asado en Navidad, no gastes demasiado dinero en la compra, ni busques un modelo con demasiadas prestaciones…

Los hay de casi todas las marcas de electrodomésticos a partir de unos 20 €, aunque compras uno de mayores prestaciones y fiabilidad a partir de 35 €, y de 60 € los que cortan congelados.

El cortafiambres eléctrico es otro colaborador en la cocina que puede llegar a convertirse en un imprescindible. Cortar lonchas perfectas de paleta de jamón cocido o queso o rodajas idénticas de embutido, calabacín o berenjena es una tarea muy grata con un cortafiambres eléctrico de tipo doméstico. No lo necesitarás si eres de los que compra todo loncheado, pero sin embargo te resultará muy útil si gustas de comprar el embutido en tripas y el queso en cuñas. Hacer el bocadillo para los niños o el tuyo para media mañana será coser y cantar por las mañanas cuando te levantes temprano…

Imagen Cuchillos eléctricos y cortafiambres, ¿útiles o tras

La parte más importante de estos pequeños equipos domésticos es el disco de corte de acero inoxidable que mueve un motor de gran potencia (piensa en un mínimo de 100 vatios a la hora de buscarlo). Además incorporan un carro (plástico o metálico), que permite ir moviendo el alimento depositado encima para dirigir el corte. El grosor se puede regular mediante una rueda que separa o junta la cuchilla. Normalmente se puede regular entre 0 y 15 mm, lo que es suficiente para la mayoría de los alimentos. Estos aparatos constan de un interruptor de seguridad con dos posiciones: continua y momentánea. Esta última permite utilizar el aparato con mayor precaución. 

A la hora de comprar un buen cortafiambres eléctrico para casa conviene fijarse, por ejemplo, en que tenga un desmontaje fácil para poder limpiarlo de manera sencilla. Un aspecto importante a tener en cuenta es que, aunque hay modelos cada vez más compactos e incluso plegables, se trata de un electrodoméstico que ocupa un cierto espacio en tu encimera. Si no tienes sitio suficiente, y piensas tenerlo almacenado en un armario, a buen seguro terminarás por no usarlo. Si aún así estás decidido a comprarlo, busca un equipo que tenga las piezas más importantes de acero inoxidable y aluminio, mejor que plásticas: sólo así garantizarás su duración.

Imagen Cuchillos eléctricos y cortafiambres, ¿útiles o tras

A partir de unos 35 € puedes comprar un cortafiambres de marca (Bosch, Siemens…), pero a partir de 70 €  encontrarás uno de mayor calidad de éstas u otras marcas como Krups en cualquier tienda de electrodomésticos.

Fotografías: Maxigourmet, Cuisineart, Sportsmansguide.com. Bosch

Más artículos de: Informes

Categorías: Complementos, Cocina

Publicado el: 20-11-2013 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus