Decoración y olé

El mundo del toro y el sur de España están unidos por su arte.  De ellos se extrae una decoración intensa, adictiva y seductora, y que mejor momento que este, en que los sevillanos celebran su feria de abril, que rendir un homenaje a todo ese arte que rodea este mundo.

Imagen Hacienda Bena

Es un mundo festivo, artístico y colorista. Tan colorista que los colores tienen nombres diferentes. Nazareno el morado, grana el color rojo, primera comunión el blanco, tabaco el marrón o luto el negro. Sin olvidar el fucsia del capote de paseo y el rojo de la muleta de faena.

Los diseñadores Sevillanos, Victorio & Luccino, fieles a sus raíces, son los mejores  embajadores de su tierra y con sus creaciones transportan ese estilo taurino, también a nuestro hogar.

Los taurinos mantones de Manila, prácticamente en desuso personal, salvo que acudamos a algún acontecimiento relacionado con el mundillo, son hoy considerados un elegante accesorio de decoración.

Imagen Alfombra

Generalmente tienen bordados de inspiración floral, podríamos considerarlos mantas de claveles,  la flor más propicia y más cercana a la tauromaquia. Hoy en día lucen apoyados sobre la cama, sobre el sofá, enmarcados vistiendo alguna pared relevante de nuestro hogar, o descansando sobre el piano que preside el comedor, pero sobre todo sirven de inspiración para el diseño de otros momentos decorativos.

Alfombras inspiradas en los encajes de las tradicionales mantillas españolas, nos invitan a pisar con garbo.

Imagen Alfombra
Es un mundo lujoso y elegante, tan elegante que existen ya algunas casas de marroquinería que se han especializado en la comercialización de bolsos y carteras de inspiración taurina, cuyas creaciones destacan por su sofisticado diseño.

Imagen Bolsos Mira la Ma

La singularidad de un edificio andaluz se caracteriza por su color blanco inmaculado. Es habitual llegar a cualquier pueblo de Andalucía y comprobar que la primera imagen que nos encontramos es la de algunos de sus habitantes encalando el exterior de su casa, para mantener en buen estado su característica fachada. Pero pasemos al interior para seguir disfrutando del estilo.

Imagen Hacienda Bena

Los interiores se caracterizan por el exceso de casi todo.  Un importante uso del estampado en todos los textiles, pero especialmente en las cortinas. Los colores, casi siempre cálidos, amarillentos, ocres y tonos tierra.

Imagen Hacienda Bena
La madera también está muy presente en este estilo, pero siempre de una manera muy trabajada. Armarios y puertas con casetones, o vigas entrelazadas conformando unos techos cuya estética no pasa inadvertida a los ojos de nadie.

Imagen Hacienda Bena
El arco de herradura es una nota arquitectónica que nos dejaron los musulmanes como herencia tras su paso por España.  Sin embargo, Andalucía lo ha adoptado como propio, y hoy en día encontrarnos con una construcción de ese tipo es una clara evidencia de que estamos ante el más puro arte andaluz.

Imagen Hacienda Bena

Y del interior al exterior, porque Andalucía tiene una ventaja que no tienen otros lugares de España. Un clima extraordinario que permite disfrutar de días alegres y luminosos, y de una temperatura más que agradable durante casi todo el año. De ahí que una gran parte de esta decoración tenga su punto álgido en el exterior.

Imagen Hacienda Bena

Terrazas y patios interiores repletos de plantas, y amueblados con mobiliario de forja o rattan, son la huella identificativa del estilo andaluz.

Imagen Cortijo el Esparr

Y por si a alguien le pasa inadvertida la decoración, el olor a manzanilla, a azahar y a jazmin, harán el resto.

Fotografías: Hacienda Benazuza, Cortijo El Esparragal, Alfombras DAC, Mira la Marela

Por Olaia Pellón

Más artículos de: Ideas y tendencias

Publicado el: 24-04-2009 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus