Decorar con Espejos

ESPEJITO, ESPEJITO…

Imagen

Y desde entonces no hemos dejado de mirarnos en él, en espera de tan ansiada respuesta. Yo creo que es como consecuencia de que el maldito espejo no se decida a contestar, que hemos decidido multiplicar el uso de este elemento decorativo, extrapolándolo a todas las estancias, espacios, ambientes, pasos y pasillos. Es más, yo he llegado a la firme conclusión de que en esa búsqueda imparable por la respuesta, los cristales de los escaparates se inventaron para ver nuestro reflejo en movimiento, y no para ver lo que se sitúa tras ellos.

Los espejos quedan bien casi en cualquier parte. En primer lugar porque aportan profundidad, de manera que amplían visualmente la estancia en la que van colocados, a la vez que multiplican la luz que entra por las ventanas que se encuentren enfrentadas a él. En segundo lugar porque es una pieza atrayente que engancha, nadie es capaz de pasar por delante de un espejo y no volver la cabeza para mirarse.

Imagen

Pero dentro de los espejos, podemos diferenciar dos grandes grupos. Los que colocamos para utilizar a la vez que decoramos, y los que colocamos para decorar, y que ya de paso, utilizamos.

Imagen

Dentro del primer grupo englobaríamos los que colocamos sobre le lavabo del cuarto de  baño, en el vestidor, en el probador de una tienda de ropa o en el tocador de una peluquería.

Imagen

En este caso lo que prima por encima de todo es el espejo propiamente dicho. Su tamaño, su correcta colocación y disposición sobre la pared. En este grupo incluiremos el super práctico espejo de aumento, que colocado en el baño permite  maquillarse o afeitarse… ¡¡incluso a los miopes mañaneros!!

Imagen

Los del segundo grupo  son los que colocamos en cualquier lugar, del mismo modo que podríamos colocar cualquier otra cosa, pero que ya que están ahí, nos vienen de maravilla. Sobre la consola del recibidor cumple la misma función que una obra de arte, pero además nos sirve para repasar el nudo de la corbata antes de salir.

Imagen

En este caso, como en el salón, el pasillo, el portal de nuestro edificio o en alguna sala de espera, su colocación es en principio puramente decorativa, y por tanto es en este momento donde el enmarcado cobra la relevancia perdida en el primer grupo. En ocasiones ¡tanta!, que el tamaño del marco gana por goleada al del propio espejo.

Imagen

El espejo es un accesorio que combina con cualquier estilo decorativo, ya que su forma casi se puede escoger a la carta, cuadrados, redondos, rectangulares, de cuerpo entero, de medio cuerpo…

Imagen

En la última era han cobrado fuerza los espejos venecianos, los enmarcados barrocos, los espejos con incrustaciones, marcos con aplicaciones en piel, metálicos, de aspecto repujado…

Imagen

Son el complemento perfecto a estilismos minimalistas, poniendo de esta manera el contrapunto a la ausencia que impera en este estilo.

Imagen

… ¿QUIÉN ES LA MÁS GUAPA?

Fotografías: Sia Home Fashion, Planet Hair, Catellan Italia, Ccr, Trentino

Por Olaia Pellón

Más artículos de: Ideas y tendencias

Publicado el: 06-02-2009 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus