El baúl de los tesoros

Así sí que resulta divertido recoger: en vez de ordenar todos los juguetes en sosos armarios, quedarán mucho mejor guardados en un baúl del tesoro tan fabuloso como este. ¡Y además se puede usar como banco!

Imagen El baúl de los tes

PASO 1

Coloca sobre la superficie de trabajo los cuatro laterales (los transversales entre los alargados) tal como irán montados y dejando hacia abajo el fondo. Márcalos con triángulos, de forma que siempre sepas qué posición le corresponde a cada uno.

En las caras exteriores de los laterales alargados, traza con el lápiz una línea en cada uno de los bordes más cortos dejando una distancia de 10 mm con respecto al borde. Marca en ella los dos orificios que servirán para atornillar estos laterales a los transversales. Realiza los orificios con la taladradora y una broca para madera de 4 mm y avellánalos por la cara exterior. Monta los lados largos y transversales con el atornillador ACCU y tornillos de 3,5 x 40 mm. Procede del mismo modo en todas las uniones de ensamblaje.

Imagen El baúl de los tes

Imagen El baúl de los tes

Imagen El baúl de los tes

PASO 2

Con el lápiz, traza en todo el contorno de la cara superior del fondo/cubierta una línea que transcurra 10 mm separada del borde. Con la taladradora y una broca para madera de 4 mm, practica en esta línea orificios: dos en los laterales cortos y tres en los largos. Avellana los orificios por la parte inferior del fondo/cubierta.

Coloca sobre la superficie de trabajo el marco que has obtenido en el paso anterior, dejando el borde superior hacia abajo. Colocs encima el fondo/cubierta previamente perforado y de forma que los contornos queden enrasados. Ya puedes proceder a montar las piezas usando el atornillador ACCU y tornillos de 3,5 x 40 mm. Para montar la otra caja, repite todos los procesos anteriores.

Imagen El baúl de los tes

PASO 3

Pon la caja superior al lado de la inferior de forma que queden en contacto por uno de los laterales alargados y que sus esquinas estén enrasadas; fija las cajas con prensas. A continuación, coloca la bisagra de varilla desplegada sobre los cantos que están uno al lado de otro, marca las posiciones de taladrado sobre los cantos y practica los orificios. Monta la bisagra con el atornillador ACCU y tornillos de 3 x 17 mm.

Si ahora cierra la caja superior como si fuese la tapa, verás que debido a la bisagra ha quedado una rendija en la parte posterior, mientras que los cantos delanteros están totalmente en contacto. Para compensarlo, pega topes (pequeñas piezas de goma que se utilizan en los muebles para evitar que las puertas de madera hagan ruido al cerrar) en el canto superior de la tapa.

Imagen El baúl de los tes

PASO 4

Para determinar la posición exacta de las dos piezas del cierre en la caja superior y en la tapa deberás hacer pruebas. El gancho debe quedar en la tapa, mientras que el tensor debe quedar en la caja inferior. Marca con lápiz las posiciones de taladrado. Con el atornillador ACCU y tornillos de 3 x 17 mm fija primero el gancho y después el tensor.

Imagen El baúl de los tes

Imagen El baúl de los tes

PASO 5

Para obtener una superficie de la mejor calidad posible debes prepararla con esmero antes de unir las cajas. En primer lugar rellena los agujeros para tornillos de las superficies visibles de MDF con masilla para madera o tapaporos. Una vez seca lija los lugares con una hoja de lija de 120 hasta que quede lisa.

A continuación, rebaja los bordes; aplica para ello hoja de lija de granulado 120 en un ángulo de 45°, de forma que crees un pequeño bisel. Trabaja con la lijadora y una hoja de lija con granulado entre 120 y 180 en las superficies de MDF.

Imagen El baúl de los tes

Imagen El baúl de los tes

PASO 6

Aplica la imprimación con el rodillo o con un sistema de pulverización de pintura si procede. Si deseas aplicar otro material con su sistema de pulverización fina en el próximo paso, primero debes cambiar el depósito de pintura.

Imagen El baúl de los tes

PASO 7

Si no tienes gran experiencia en el pintado de superficies, es recomendable practicar un poco sobre una pieza de prueba. Conseguirás un resultado mejor y más rápido con pinturas acrílicas. Estas pinturas diluibles en agua se pueden aplicar de forma especialmente fácil y rápida con un sistema de pulverización fina. También puede utilizar colorante de látex.

Vierte la pintura en el depósito y, si procede, dilúyela con un poco de agua. Utiliza una tabla para probar la intensidad de pulverización de la tobera y la rueda de ajuste para fijar la cantidad de pintura. Pinta en primer lugar los bordes y, a continuación las superficies; éstas últimas con franjas uniformes y paralelas

Imagen El baúl de los tes

Proyecto: Bosch

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Hazlo tu mismo

Publicado el: 13-09-2012

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus