El Pradal

La gran protagonista del elenco de El Pradal es, sin duda, la parrilla que preside la sala a la vista del comensal y de la que salen la mayoría de los platos del restaurante. Se trata de una parrilla fabricada por la famosa herrería de Juantxo Garmendia al más puro estilo de las que hay en la entrada de los asadores del País Vasco y diseñada en cinco alturas para adaptarse a las diferentes cocciones.

Imagen El Pr

Una parrilla de carbón de encina española (que mantiene mejor el calor, permitiendo asados más lentos y proporcionado a las piezas una riqueza aromática muy especial) y de madera de canutillo, más ecológica ya que procede no de la tala del tronco sino de la poda de las ramas.

Imagen El Pr

En ella se elaboran, en función de la temporada, la ventresca de bonito del Norte, el besugo de Tarifa, la lubina y el cogote de merluza del Cantábrico, el rape negro, el rodaballo (de excepcional tersura y jugosidad), el bacalao o el San Pedro, y algunos mariscos como almejas finas o las gambas de Huelva, elaboradas a una sola vuelta.

Imagen El Pr

También todas las verduras de la carta (desde los pimientos del piquillo navarros que sirven de guarnición hasta las verduras del romesco y del pisto) y las carnes: chuletón de buey, lomo alto, centro de solomillo o entrecôte, que salen al plato en su punto óptimo de textura (tostadas por fuera y jugosas por dentro), de sabor (mostrando las notas lácteas de su maduración), de hidratación (la justa para que no quede líquido en el plato al terminar) y de temperatura, incluso en el corazón ya que todas se atemperan cada día desde por la mañana.

Imagen El Pr

La oferta se completa con otras propuestas de base tradicional y concepción actual como alubias de Tolosa, zortziko de merluza con almejas y cocochas, ostras gallegas con pilé de gin tonic (inspiradas en las de Goizeko), steak tartar fresco hecho con lomo curado, lasaña de bogavante en crujiente de algas o platos de temporada fuera de carta como los perrechicos con huevo de corral.

Imagen El Pr

La carta de vinos engloba en torno a 140 referencias de todas las regiones productoras del país y algunas internacionales (con especial atención a Champagne) y, entre ellas, se incluyen tanto los buques insignia y vinos de tendencia para cuando no se quiere arriesgar como etiquetas muy curiosas, modernas y difíciles de encontrar en otros restaurantes para el que busca descubrir e innovar.

Imagen El Pr

También la carta after lunch ha sido diseñada con mimo con una buena selección de espirituosos y digestivos, una decena de mezclas caseras de té y café 100% arábica recién molido en el restaurante.

Imagen El Pr

Con una decoración de inspiración campestre El Pradal se estructura en dos plantas de ambientes y oferta diferenciados: la de arriba acoge el comedor en el que, estéticamente, destaca la cocina y parrilla vista y unos biombos de telas naturales hechos a mano a modo de antiguo telar, que permiten privatizar sin aislar y que pase la luz natural desde sus amplios ventanales. La planta baja está concebida a modo de tapería, con una gran barra de pinchos y mesas desnudas, y en ella funciona una carta más informal de raciones, desayunos y un menú de mediodía.

Imagen El Pr

Además, cuenta con dos terrazas a pie de calle, una de ellas semicubierta, en las que se pueden disfrutar tanto de la carta de pinchos como de la del restaurante.

Imagen El Pr

Imagen El Pr

EL PRADAL

Dirección: Lanzarote, 26. San Sebastián de los Reyes, Madrid.

Teléfono: 91 663 95 32 / 91 663 95 40

www.elpradal.com

Más artículos de: Restaurantes

Publicado el: 27-05-2014 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus