En verano, colores suaves para dormir fresquitos

Cuando el calor aprieta, las cosas dan calor con tan solo mirarlas. Por eso a la hora de dormir debemos buscar además de tejidos frescos como el algodón, que tengan colores claros que den esa misma sensación fresquita y ligera.

Imagen Wrapa

El color blanco será una apuesta segura, ya que es un color que trasmite frescura y limpieza.

Imagen Zara

El color azul también es una buena elección, ya que es un color relacionado con las bajas temperaturas, y si bien es cierto que no es la mejor elección en habitaciones frías durante el invierno, ahora en verano, es un acierto seguro.

Imagen Zara

El amarillo es un color intenso, pero si lo utilizamos en sus versiones más suaves, o sobre una base de blanco o gris, también puede resultar un color agradable sobre el que descansar.

Imagen Wrappa

Los tonos neutros  como los grises o los beiges también resultan apropiados para sofocar el calor. Bajan la temperatura de nuestra cama, al menos a la vista.

Imagen Wrapa

Los estampados suaves, sobre una base de color blanco, también son una solución para dormir a gusto.

Imagen Wrapa

Fotografías: Zara Home, Wrapables

Más artículos de: Soluciones

Categorías: Dormitorios

Publicado el: 14-07-2009

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus