Encontrar la luz adecuada para leer

Elegir la luz perfecta para leer puede hacer mucho por tu vista y por tus ganas de seguir leyendo… Aquí tienes una guía para elegir la mejor luminaria de lectura y de paso cuidar tu salud visual en cualquier lugar de la casa.

Imagen Encontrar la luz adecuada para

La iluminación en la casa ha ido evolucionando tanto en los últimos años que nos enfrentamoa un problema de especificidad. Las luces son hoy demasiado específicas y necesitamos encontrar la adecuada para la lectura

Lo primero que hay que tener en cuenta es que a medida que nos hacemos mayores necesitamos más luz para ver bien. Esa es la razón por la que a veces vemos a los niños leyendo en espacios que nos parecen mal iluminados. Se calcula que a los 60 años se necesita el doble de luz que a los 30. Por eso uno de los criterios a la hora de elegir una buena iluminación para leer debe ser el de la edad. Con 10 años basta una lámpara de 40 vatios para leer sin problema. Pero con 60 años, lo normal es necesitar ya 100 vatios. Entre ambas edades, tú mismo puedes hacer el cálculo de la potencia que necesitas…

Imagen Encontrar la luz adecuada para

El lado del que proviene el foco de luz también es importante. Las personas diestras idealmente deben recibir la luz por encima del hombro izquierdo, especialmente si leen sentadas en una mesa, mientras que las zurdas estarán más cómodas leyendo o estudiando si la luz les llega desde el lado derecho. Lo ideal es que la luz parta de la altura de nuestros ojos aproximadamente.

Otro aspecto importante a tener en cuenta son los reflejos, que pueden producir fatiga ocular. Una buena forma de determinar si los hay sobre tu espacio de lectura es colocar un pequeño espejo sobre las páginas del libro que lees. Si notas que refleja luz sobre tus ojos, entonces busca una posición donde esto no ocurra. El problema de los reflejos también se puede evitar con lámparas ligeramente translúcidas, pero no transparentes, en definitiva, en las que no veas el bulbo… Son geniales para este uso las de cristal blanquecino. También con pantallas de seda tradicionales, que impidan que sobresalga por debajo la lámpara.

Imagen Encontrar la luz adecuada para

Hoy día existen luminarias en el mercado, especialmente lámparas de pie, que permiten ajustar el nivel de luz deseado. No es lo mismo estar leyendo folios mecanografiados que una enciclopedia ilustrada con papel brillante. Si puedes ajustar el nivel de luz sentirás que consigues leer de forma mucho más cómoda.

No es bueno leer con un solo foco sobre el libro y el resto de la habitación en penumbra. Salvo que leas por la noche en el dormitorio y no quieras molestar a otra persona que duerme contigo, no está justificado hacerlo así. Lo mejor es tener una luz de ambiente para el conjunto de la habitación y suplementar con una luz directa sobre el libro.

Fotografías: gomodern coformagenda

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 05-05-2014 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus