Equivocaciones bancarias, ¿Cómo reclamar?

Ver que el banco ha hecho un cargo indebido en tu cuenta es una mala experiencia por la que seguro has pasado. La mayor parte de las veces se resuelve de manera amistosa (siempre que te des cuenta), pero hay otras vías para hacer valer tus derechos sin sentirte David contra Goliat ante los errores de los poderosos bancos…

Imagen Equivocaciones bancarias, ¿Cómo reclamar?

Desconfiar del banco es una antigua máxima de nuestros abuelos que deberíamos recordar de vez en cuando. No hablamos de esconder el dinero en un calcetín o debajo de una baldosa… “Desconfiar” en el sentido de revisar los extractos que llegan a casa o por internet, y vigilar que las comisiones, cargos y anotaciones  en nuestras cuentas, hipotecas  e inversiones sean las correctas y se ajusten a lo pactado con el banco.

Por eso es tan importante leerse la letra pequeña (aunque sea con gafas de varios aumentos) al comprometerse con cualquier tipo de producto bancario.

Los errores más comunes suelen consistir enc argar comisiones no pactadas (de mantenimiento de cuenta, por tarjeta de crédito, por mantener una cartera de acciones, por amortización total o parcial del crédito, por ingreso de talones en cuenta, transferencias, por cerrar una cuenta, etc. ).

Imagen Equivocaciones bancarias, ¿Cómo recla

Otra reclamación común contra los bancos en las oficinas municipales del consumidor es por un cálculo erróneo del interés de la hipoteca, que suele redondearse al alza. 

  • El primer paso que se debe dar es reclamar de forma amistosa a nuestra oficina bancaria por teléfono, internet o bien personalmente. Sé prudente y date un plazo para volver a preguntar si no han atendido tu queja. La mayoría de los pequeños errores se resuelven más rápido por esta vía.
  • En caso de entender que tu queja ha sido desatendida, tienes otra opción: enviar un escrito al departamento de Atención al Cliente o Defensor del cliente que todos los bancos deben tener por ley. En este caso conviene ya que dejes constancia del envío (certificado por Correos, burofax, via telemática con DNI electrónico), adjuntando todos los documentos que consideres necesarios. 
  • De nuevo, tienes otra opción si ves desatendida tu reclamación: acudir al Banco de España en caso de productos financieros, o a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en caso de  seguros y fondos de pensiones.
  • Como última opción, puedes acudir a los Tribunales de Justicia, preferiblemente con un dictamen favorable de alguno de estos dos organismos si el banco ha decidido desatenderlo. Puede ser un procedimiento lento e incluso costoso, por lo que conviene asesorarse en organizaciones de consumidores como la OCU y AUSBANC, e incluso pagar la cuota que tengan establecida por disponer de asesoramiento legal gratuito o en condiciones ventajosas.

Fuente: Consumer

Fotografías: Stock Xchng

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 30-07-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus