Escoger el lavavajillas

El lavavajillas es el electrodoméstico que más tarde se introdujo en las casas, pero hoy nos resulta imprescindible: ahorra agua respecto al fregado a mano, alcanza unas temperaturas que garantizan una limpieza óptima, y en general nos libera del tedioso trabajo de lavar y secar platos y cubiertos y, lo que es peor, cacerolas y sartenes repletas de grasa... Elegir un lavavajillas ecoeficiente y adecuado a las necesidades específicas de cada casa es importante para sacarle el máximo partido.

Imagen Escoger el lavavaji

  • Según su ubicación, existen lavavajillas independientes, panelables e integrables. El más común es el panelable, preparado para situarse debajo de la encimera, a no ser que prefieras que disimularlo bajo un frente común al del resto de armarios de cocina.
  • El espacio disponible en la cocina debe ser el primer factor que determine la elección de lavavajillas. Hay modelos de 60 cm de ancho, de 45 cm y también de sobremesa. Por lo general, miden 60 cm de ancho y tienen capacidad hasta 12 cubiertos, aunque algunas marcas ya ofrecen hasta 14 servicios en las mismas dimensiones (Miele). Pero si la falta de espacio es un condicionante,o bien  los ocupantes de la vivienda son uno o dos, quizá sea más conveniente  un modelo compacto, que con tan sólo 45 cm de ancho lava entre 6 y 9 servicios. Los pequeños modelos de sobremesa, aunque son caros, también son objeto de una creciente demanda para cocinas mínimas.

Imagen Escoger el lavavaji

  • La clasificación energética es quizá el factor principal que debe guiar nuestra elección de lavavajillas, ya que es un equipo que dura de media doce años. La etiqueta energética proporciona información sobre el consumo de energía en Kwh y de agua en litros, la eficacia de lavado y la de secado. Un aparato con clasificación energética A es el que menos energía consume, frente a un equipo etiquetado con la G, que es el menos ecoeficiente. No hay que dudarlo: una clasificación AAA o AAB, aunque encarezca el aparato, es una buena inversión. Las tres letras hacen referencia, por este orden, a eficiencia energética, eficacia de lavado y eficacia de secado. Un lavavajillas de medida estándar con clasificación energética C consume 20 litros de agua y 1,44 kwh cada vez que se usa, mientras que uno con clasificación A consume 10-12 litros y 0,95-1,05 kwh. En cualquier caso, consumen mucha menos agua que el clásico fregado a mano…

Imagen Escoger el lavavaji

  • Los programas del lavavajillas también deben ser motivo de atención. Normalmente tienen un lavado normal (vajilla sucia, uso habitual), uno suave (vajilla poco sucia), uno económico de larga duración y mínimo consumo y un prelavado, que enjuaga la vajilla a la espera de ponerlo en funcionamiento cuando se llene. Disponer de un programa de media carga (normalmente la bandeja superior) es también un plus. A veces disponen de programas especiales antibacterias, que llevan la temperatura del agua a 73ºC frente a los 60ºC habituales. Un programa curioso es aquel que, en seco, calienta los platos para servir comidas calientes. Otra opción interesante: el lavado turbo (lo tienen por ejemplo los últimos modelos de Miele), que completa la tarea en 50 minutos.
  • Imagen Escoger el lavavaji

  • A menudo disponen también de sistemas específicos que cuidan la porcelana o la cristalería fina midiendo la dureza del agua; o que se adaptan al detergente (si se usa un lavavajillas 3 en uno entonces no utiliza la sal y el abrillantador). Los mejores modelos incorporan sensores de suciedad, que acortan el lavado, saltándose varios ciclos de un programa, si consideran que el agua sale limpia. De esta forma pueden llegar a ahorrar más de 2.500 litros de agua al año.
  • La distribución de las cestas también debe dirigir la compra: módulos reconfigurables, acceso fácil al depósito de sal y al filtro, altura suficiente en la cesta inferior para albergar cacerolas, sartenes y platos de pizza sin que interfieran con las aspas de lavado… Una opción que empiezan a ofrecer las gamas altas es la bandeja portacubiertos, donde cada pieza se aloja por separado en un compartimento a fin de que no puedan rayarse entre sí.

Imagen Escoger el lavavaji

  • Interésate por el nivel de rumorosidad del lavavajillas, especialmente en casas pequeñas o si haces uso de la cocina como sitio de reunión familiar. El lavado retardado, en caso de que no sea todo lo silencioso que quisieras, permite programar la hora de inicio del programa.
  • Otras funciones interesantes: un indicador digital que muestre el tiempo de lavado restante puede acabar siendo un elemento imprescidible; aspas de lavado de acero inoxidable, ya que son más eficientes e impulsan el agua con más presión.
  • Los acabados del lavavajillas también pueden ser decisivos en la elección de lavavajillas: los acabados de tipo profesional en aluminio y en acero antihuellas y los electrodomésticos negros están entre las opciones más de moda. Estos acabados encarecen el producto entre un 20 y un 30 por ciento.

Imagen Escoger el lavavaji

  •  En cuanto a la instalación y mantenimiento del lavavajillas... Es importante que lo instale un profesional y prever que haya cerca una toma de agua y una toma eléctrica; el mejor sitio es junto al fregadero. Pide al técnico que te configure los niveles para la dureza del agua en tu zona. Mantén siempre a punto los depósitos de sal y abrillantador (tendrás que reponer cada 40 lavados, aproximadamente). También puedes optar por utilizar productos de lavado que incorporan ya todos los elementos necesarios (3 en 1). Limpia el  filtro después de cada lavado. Hay productos específicos para limpiar o desodorizar el lavavajillas. Consulta los artículos Buen funcionamiento del lavavajillas y Cómo evitar los malos olores en el lavavajillas para más información.
  • Los nuevos modelos incorporarán dos gaveteros independientes (Dishdrawer de Fisher & Paykel, de venta en Estados Unidos), o serán tan compactos que vendrán en una sola pieza con el fregadero (por ejemplo, el Kitchen Aid). De momento, ya están a la venta en otros países…

En cuanto a los precios, es posible encontrar lavavajillas de marca y categoría energética A a partir de 300 euros, hasta los 1.800 euros de los Miele y los Smeg.

Imagen Escoger el lavavaji

Fotografias: Fagor, Miele, Fisher&Paykel, Kitchen Aid 

Más artículos de: Informes

Categorías: Electrónica de consumo

Publicado el: 03-08-2011 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus