Feeling

En la castiza plaza del Conde del Valle de Suchil se encuentra Feeling, un espacio “en el que se ha querido que sea la comida la que vista la vajilla”. Para ello, se ha alejado de todo tipo de excentricidades, tanto en la decoración como en la carta, apostando por un espacio cálido y sencillo y una cocina mediterránea y de sabor, basada en el producto de temporada, eso sí, bien actualizada.

Imagen Fee

Feeling se presenta como un espacio sofisticado y moderno estructurado en dos ambientes diferentes. En la entrada se ubica la zona gastrobar, presidida por una barra que se acompaña de mesas y taburetes altos, pensada para un almuerzo rápido, un picoteo afterwork o una cena informal.

Imagen Fee

Desde ella se accede a la zona de restaurante con mesas vestidas con impolutos manteles, una vajilla sencilla que cede todo el protagonismo a la comida y una delicada cristalería. Todo ello bien conjugado con grandes ventanales con vistas a la plaza y un mobiliario elegante y de líneas puras en tonos grises y berenjenas que le aportan calidez.

Un espacio bien combinado con una cuidada selección musical y un personal joven y discreto, que consiguen una puesta en escena que traslada al cliente hasta los sofisticados restaurantes neoyorquinos.

Imagen Fee

Imagen Fee

Tras los fogones de Feeling se encuentra Alfonso Sánchez, un chef formado al amparo de cocineros como Pedro Olmedo, Ricard Camarena y Alberto Chicote, al que el define como su padre en la cocina. Ahora pone toda su experiencia en este proyecto para, respetando siempre la esencia del producto, confeccionar platos de base tradicional con un punto justo de innovación.

 Imagen Fee

Sus creaciones se plasman en una carta sencilla y estructurada en base a entrantes, carnes, pescados y arroces elaborados al horno, en el que el producto acapara todo el protagonismo. Así, para empezar, Feeling propone platos como las sardinillas ahumadas al sarmiento en el propio restaurante con majao de aguacate y pico de gallo o el escabeche de setas con yema de huevo trufada del valle del Yerri.

Imagen Fee

Dentro de sus propuestas de pescados y carnes, el chef sugiere productos excelsos como la ventresca de atún rojo que elabora a la parrilla y la acompaña de piparras dulces o el solomillo de vaca de la sierra de Guadarrama al carbón con strogonoff de setas. Todo ello, acompañado de 5 variedades de excepcionales panes artesanos.

Imagen Fee

Y para terminar, fieles también a su filosofía de que lo clásico puede ser actual, ofrecen postres como el cuajo de oveja con chutney de peras, higos y espuma de miel o el tocinillo de cielo con fresas caramelizadas y sorbete de maracuyá. Platos que se combinan en dos menús, el  Degustación (35€) y el Gastronómico (55 €) que varían cada día.

Imagen Fee

Además de la carta de comedor Feeling cuenta con una carta gastronómica reducida  disponible en barra en horario ininterrumpido. Una carta pensada para “compartir y descubrir nuestra cocina”, puesto que supone una prolongación en miniatura de lo que se sirve en el restaurante. Croquetón de choco y alioli, bravas Feeling cortadas al momento y de textura crujiente o bonito a la plancha con porra de Antequera, son algunas de sus propuestas más demandadas. Tras su barra se encuentra el barman Rubi Valero, quien ha ideado una interesante carta de cócteles que se sirven hasta bien entrada la noche.

Imagen Fee

FEELING

Dirección: Plaza del Conde del Valle de Súchil, 7. Madrid.

Teléfono: 915 91 77 61

Restaurante Feeling

Más artículos de: Restaurantes

Publicado el: 20-05-2014 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus