Fomentar el aprendizaje y la curiosidad de los niños en verano

¿Los peques se aburren en verano, y tu casa se convierte en una caja de resonancia de sus lamentos y “Me aburro”…? ¡No sufras! Tenemos las actividades perfectas para que les enseñes a aprovechar su tiempo libre aprendiendo cosas nuevas. ¡Sin gastos extra!  Sigue leyendo…

Imagen aprendizaje 1

Con la llegada de las vacaciones de verano, los niños disponen de mucho tiempo libre. En general, les permitimos disponer de su ocio de la forma que quieren, especialmente si fueron diligentes con sus estudios, pero no tardan mucho en empezar a preguntarnos qué pueden hacer y a espetarnos esa frase aplastante que nos hace sentir tan culpables:  “Me aburro”.

Da igual que sean alumnos brillantes en sus estudios o que en verano necesiten reforzar las asignaturas en las que flojearon un poco… ¡Aprovecha las vacaciones de verano para fomentar en ellos el aprendizaje y la curiosidad de forma amena y sencilla! No hace falta apuntarles a costosas actividades ni experiencias, ni siquiera mantenerlos sentados delante de un libro… A ellos lo que les fascina es que los mayores, ya sean sus padres o sus cuidadores mientras los primeros trabajan, les dediquen parte de su tiempo y les enseñen cosas, por sencillas que nos parezcan…

Aquí te proponemos unas cuantas actividades que les van a encantar:

Leer, pero no sólo libros… Hay niños a los que la lectura les encanta, pero a los inquietos puede resultarles muy difícil ese ejercicio de atención… Propóneles leer señales de tráfico durante los viajes, o en casa titulares de periódicos, recetas, instrucciones de juegos… También les encanta que les leamos y les enseñemos trabalenguas o poesías sencillas.

Imagen aprendizaje 2

Escribir con un fin… Los peques más organizados y maduros estarán encantados escribiendo periódicamente un diario. Pero lo que a todos les motiva es escribir una postal a un familiar o a un amigo y enviarla, viendo el proceso de principio a fin: comprar la postal, escribirla, comprar el sello, y depositar la postal o carta en un buzón de correos… También podéis inventar un código secreto para enviar mensajes cifrados: desde escribir las palabras al revés, a introducir cada tantas letras una sílaba concertada…

Ir a la compra juntos y… pagar. A los niños les encanta hacer las mismas cosas que los mayores. Yendo con ellos a la compra, puedes potenciar aspectos clave tanto de relación, como de cálculo. Deben saludar, dar las gracias, despedirse, pedir lo que desean en voz alta… Y también comprar precios, contar monedas, ser ellos los que paguen…

Hacer vida al aire libre. Tanto si estás en el campo como en la playa o la ciudad, debes esforzarte en que tus hijos hagan más actividades al aire libre en vacaciones. Por ejemplo, practicar deportes, explorar el campo o la playa, buscar rastros de animales, sembrar una planta y cuidarla, recoger fresas o tomates de una mata que podemos plantar en el balcón...

Imagen aprendizaje 3

Amenizar los viajes con juegos y actividades… Veo-veo, palabras encadenadas, decir marcas de coches (o países o ciudades) por cada letra del abecedario, recordar las capitales de cada país… También se puede fomentar el cálculo sumando matrículas de coches, localizando número capicúas, localizar el punto del viaje en un mapa de carreteras…

Hacer manualidades y cocinar… A los peques les encanta manifestar su creatividad con pequeños trabajos que pueden regalar. Les gusta hacer pulseras de cuentas, “pintar” cuadros con arroz o con bolitas de papel de seda sobre dibujos impresos, jugar a los recortables…  También les encanta hacer recetas de repostería con la ayuda y supervisión de un adulto: palmeritas de hojaldre, bizcochos, chocolatinas o galletas con moldes y cortapastas…

Mirar el cielo por la noche, contar estrellas, dormir al aire libre…  Por ejemplo, un fin de semana en un camping cercano puede suponer para ellos la mejor de las experiencias si no salís de vacaciones este año… El gasto es pequeño y la satisfacción, ¡enorme!

Aprender los juegos de toda la vida… Saltar a la goma o la comba, las cartas, la rayuela, las chapas, el escondite… SI pueden hacerlo con chavales de su misma edad, mucho mejor. También es el momento ideal de jugar a juegos de mesa como Monopoly, Risk, Trivial, Hundir la flota, Memo, Pictionary, etc.

Imagen aprendizaje 4

Fotografías: Benjamin Moore, Bosch, Tesa, Pattex

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 01-07-2013 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus