Frankfurt Station

La palabra Frankfurt, embutido y ciudad a la vez, invita a ejercer los placeres de comer y viajar al mismo tiempo.  Por esta razón, y ante el encargo de generar un nombre sencillo y memorable para este local de restauración, Daniel Pérez y Felipe Araujo de Denys & von Arend, apostaron por Frankfurt Station no sólo como nombre de local, sino como hilo conductor  y directriz estética en el proceso de diseño.

Imagen frankfurt station 1

La geometría del espacio sugería por si misma, un andén y un vagón. Por tanto, en su parte anterior, la barra fue tratada como gran mostrador /taquilla, mientras que en el área de comedor posterior, se optó por sentar a los comensales de acuerdo a la clásica disposición de asientos en un tren: A ambos lados de mesas rectangulares, los asientos dobles y enfrentados flanquean una “ventana estática” conformada por una estantería retro-iluminada y salpicada de verde, por la cual asoman, en vez de paisajes, cervezas de diferentes procedencias.

Imagen frankfurt station 2

Trasladando el concepto Low Cost de calidad al campo de la arquitectura interior, los revestimientos de gran resistencia, bajo coste y fácil mantenimiento típicos de los espacios públicos de alto tránsito son empleados también en este local, variando su colorido y su despiece para dotarles de la calidez de la que suelen carecer en sus aplicaciones más frecuentes.

Imagen frankfurt station 6

De ésta forma vemos como la tradicional baldosa de 10x10cm, virada ligeramente hacia una tonalidad “vintage” de verde “piscina”, se actualiza, ganando en cualidad decorativa, protagonismo y singularidad.

Imagen frankfurt station 3

A su vez, y en este caso en los servicios, la alternancia de colores se aleja de los patrones regulares, tiñendo  las estancias, desde el techo hasta el suelo, y de forma aparentemente aleatoria de un vibrante amarillo que hace de éstos cuartos de baño mucho más que simples dependencias de servicio.

Imagen frankfurt station 4

Por su parte, los revestimientos de madera, que cayeron en desuso en las instalaciones públicas hace casi más de un siglo, vuelven a ser empleados en esta estación gracias a las conseguidas imitaciones que sobre sustratos porcelánicos se hacen hoy en día de éstas texturas. La alternancia de patrones de textura visual: geométrica y orgánica;  baldosa y madera, destacan sobre la sobria limpieza de un fondo de profundo gris, que recubriendo techos y paredes del espacio, se ve salpicado de lámparas de aspecto industrial, colocadas a modo de luminarias domésticas.  

Imagen frankfurt station 5

Por otra parte, a nivel visual, sería difícil disociar una estación de tren de su típica profusión de mensajes escritos: de su necesaria señalización, advertencias de seguridad y de la caótica sobreabundancia de publicidad en texto e imágenes. Por tanto, para la recreación de éste tipo de entorno  fue necesario traducir todo este ruido visual a una armoniosa textura gráfica que reinterpretada bajo forma de mensajes alusivos al viajar y al comer, lograse añadir atractivo estético a los planos verticales que delimitarían la experiencia.

Imagen frankfurt station 7

Como consecuencia, la imagen corporativa resembla de forma inconfundible aquella del sistema de metro más popular y antiguo del mundo: el “tube” de Londres; y el sistema combinado de tipografía e ilustración gráfico que compone los rótulos , las señalización, los horarios de apertura y los menús conjuga siempre el tradicional binomio de icono + texto que facilita la comprensión. 

Imagen frankfurt station 8

www.egueyseta.com

Más artículos de: Interiorismo

Publicado el: 27-06-2014

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus