Gestos cotidianos para librarse del acné

El acné está provocado por el taponamiento de los poros debido a una excesiva producción grasa de la piel. Aunque aún se estudia que desencadena esta hiperproducción de sebo, se sabe que la genética, la humedad y la contaminación, ciertos medicamentos, pero sobre todo los cambios hormonales son los causantes…  Esta secreción de sebo alterada proporciona el ambiente idóneo para que desarrolle la bacteria causante del acné.

Imagen Gestos cotidianos para librarse del a

Afortunadamente cada vez se investigan más tratamientos para este problema, que afecta a casi el 90 por ciento de los jóvenes, y día adía a más adultos. Pero además conviene conocer una serie de gestos cotidianos que ayudan a librarse del acné. 

Tratamientos médicos

Existe ya hoy día una enorme variedad de tratamientos médicos para el acné, que los profesionales de la salud prescriben en función de la gravedad del problema. Hablamos de medicamentos como los retinoides tópicos, el peróxido de benzoilo, los antimicrobianos tópicos, el ácido azelaico (todos ellos tratamientos cutáneos), los antibióticos orales (tetraciclinas o eritromicina), la isotretinoína oral y los anticonceptivos orales. Los tratamientos de microescarificación o limpieza dermatológica en consulta favorecen la eficacia de muchos de estos medicamentos. La terapia fotodinámica con láser o la inyección de cortisona en los quistes pueden ser también tratamientos cutáneos en consulta prescritos por el especialista.

La mayoría de estos tratamientos necesitan entre 4 y 8 semanas para hacer efecto, aunque a veces pasan tres meses hasta que se dejan notar los primeros resultados. Además de ser constante, hay muchos gestos cotidianos que pueden ayudar a librarse del acné más pronto que tarde.

Imagen Gestos cotidianos para librarse del a

Gestos que ayudan

  • Limpiar la piel cada noche de forma suave con productos poco agresivos puede ser de gran ayuda. En cualquier caso, mejor una limpieza escasa que demasiado intensa. Un limpiador suave y agua tibia pueden obrar milagros en el acné leve, tanto si se quiere eliminar el maquillaje como si no…
  • Imagen Gestos cotidianos para librarse del a

  • Lavar bien la piel para eliminar el exceso de sudoración después del ejercicio. Jabones suaves como Neutrogena o Dove suelen ser suficientes.

Imagen Gestos cotidianos para librarse del a

  • Cambiar la funda de la almohada cada 2 o 3 días puede ayudar a que la piel no esté en contacto con la suciedad segregada cada noche.
  • Comer sano. No se ha llegado a probar nunca la relación del chocolate y una dieta rica en grasas con el acné. Sin embargo, sí se sabe que reducir el consumo de hidratos de carbono simples como el azúcar y la hariba blanca, o derivados lácteos puede ayudar.
  • Evitar el sol, que ha demostrado ser un “falso amigo” del acné. La desaparición de granos y espinillas que se produce al tomar el sol es sólo momentánea, y finalmente el problema termina por recrudecerse aún más. Quizá por eso se dice que el otoño es la peor época para el acné.
  • Afeitarse suavemente. La barba puede interferir en la aplicación de medicamentos tópicos. Por eso un afeitado suave, quizá no diario, es lo más recomendable en los hombres.

Imagen Gestos cotidianos para librarse del a

  • Lavarse el cabello todas las veces que sea necesario si éste es graso. La presencia del cabello en la cara, y en la frente cuando se lleva flequillo puede exacerbar el problema del acné.

Imagen Gestos cotidianos para librarse del a

  • Hidratar la piel y maquillarse siempre con productos no comedogénicos.
  • Evitar llevar bandas en el pelo, gorras de béisbol, que constriñen la cabeza y pueden ensuciar o taponar los poros.
  • Relajarse, especialmente si eres mujer. Parece que el estrés psicológico puede también desencadenar acné en las mujeres adultas, que cada vez sufren más el problema. Los ovarios poliquísticos podrían ser la otra causa del acné adulto femenino.

Imagen Gestos cotidianos para librarse del a

El fármaco que cura el acné

La isotretinoína (Accutane) es considerada el único fármaco que realmente cura el acné. Su efecto es a más largo plazo que los tratamientos antibacterias, pero requiere receta médica, por sus efectos secundarios, que incluyen sequedad de la piel y la mucosa, sensibilidad a la luz del día, y alteraciones metabólicas del hígado y de los triglicéridos y el colesterol en sangre. Afortunadamente todo ello remite tras un mes o dos después de finalizado el tratamiento. El médico es quien debe valorar siempre la idoneidad de este medicamento para cada caso concreto.

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Belleza y salud

Publicado el: 04-05-2015 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus