Habitaciones compartidas para niños

Antes, cuando las familias eran más numerosas, lo habitual eran las habitaciones compartidas entre hermanos. Ahora, la reducida superficie de muchas viviendas también obligar a buscar soluciones para que los niños compartan la habitación. Otras veces, aunque haya espacio suficiente, son los propios niños o sus padres los que eligen la opción de que duerman juntos. Teniendo en cuenta que las habitaciones infantiles suelen tener tres funciones (dormir, jugar y estudiar) está claro que hay que aprovechar al máximo los metros y planificar a la perfección la distribución del dormitorio.

Imagen habitaciones 5

Existen varias opciones para planificar los dormitorios compartidos de forma inteligente: ideas de siempre como las literas o las camas nido, pero también otras soluciones más modernas como las camas elevadas que llegaron con Ikea, los muebles que incorporan camas, armario, cajones e incluso escritorio y finalmente lo más novedoso: camas con plataforma elevadora…

Disposición clásica del dormitorio doble

Lo cierto es que a menudo el espacio permite la clásica disposición de las habitaciones dobles; dos camas con su cabecero y la típica mesilla central y una cómoda. En tal caso, el dormitorio serviría sólo para dormir y no habría opción para incorporar escritorios, ni muebles o cajas para almacenar juguetes. Por eso, es común que se acoplen las camas formando una L con un mueble o  superficie cuadrada en el ángulo que haga el servicio de mesilla a ambas camas, dejando un gran espacio para juegos. Cuando son pequeños una mesa redonda y un par de sillas pequeñas son suficientes para sus tareas (desde 20 €  el conjunto en Ikea). Luego la mejor opción es incorporar una mesa de tablero lo suficientemente larga para acoplar dos sillas donde puedan hacer sus deberes y estudiar o bien estudiar la opción de dos tableros independientes que puedan plegarse al terminar el trabajo.

Imagen Habitaciones compartidas para ni

Camas nido: una alternativa sencilla

Las camas nido son la solución perfecta para disponer de plazas extra para invitados ocasionales, pero también pueden ser ideales para  dormitorios infantiles donde no sobran los metros. Estas camas incorporan ruedas para deslizarlas con facilidad y una vez fuera disponen de un sencillo mecanismo que las eleva. En la tienda, observa si disponen de hueco suficiente para poder introducir la cama hecha. A veces, sobre todo cuando es necesario realizar algún giro con ella en el dormitorio puede ser interesante que sea de 80 cm de ancho en vez de 90 cm.

Imagen habitaciones 6

Otra opción son las camas altas, que llevan debajo otra cama deslizante y finalmente abajo cajones.

Imagen habitaciones 2

Un modelo más sencillo aún es el de cajón con ruedas, que se mete bajo la cama menos acoplado que los modelos, y que no se eleva.

Precios: entre 300 y 600 euros una cama nido de calidad con dos somieres; una solución completa de cama alta con nido deslizante + cajones, armario, escritorio y estantería de pared, a partir de 1.500 € en Merkamueble. Las bajocamas de cajón con ruedas a partir de 70 € en Ikea.

 

Opción literas

Una segunda opción de las “de siempre” son las literas, desde las más sencillas de tubo metálico hasta las más trabajadas en madera maciza u otros tableros plastificados. Necesariamente tendrán una escalera y una barrera en la cama superior para evitar accidentes. No son cómodas para arreglar las camas a diario, pero a menudo son la alternativa más adecuada al espacio disponible. Las de madera vienen a menudo preparadas para convertirse en dos camas independientes, lo que puede ser interesante si piensas mudarte de casa en un tiempo.

Imagen habitaciones 3

Dentro de la opción litera, existen muebles compactos que incorporan cajones, estanterías, armarios y  en algunas ocasiones hasta escritorios. Aunque su precio es más elevado, pueden merecer la pena a la larga ya que no se necesita completar el dormitorio con ningún mueble más.

Precio: a partir de 80 € los modelos más sencillos de litera en tubo metálico y 140 € en madera. Soluciones modulares que incorporan en la misma estructura las camas, armario y cajones y/o librería/escritorio, a partir de 1.300 euros.

 

Y llegaron… las camas en altura

Son unas de las mejores soluciones aportadas por el interiorismo a la falta de espacio en ambientes infantiles y juveniles. Se trata de aprovechar la superficie de los dormitorios, pero también su volumen, es decir sus metros cúbicos. Los proyectos más llamativos llegaron a nuestro país de la mano de Ikea: se trata de camas altísimas bajo las que es posible estar de pie y situar desde otra cama contrapeada a una zona de estudio completa.

Precio: la estructura de cama alta más tablero-escritorio Tromso de Ikea cuesta 184 €.

Imagen habitaciones 1

 

Una novedad: las camas con plataforma elevadora

Son uno de los sistemas más llamativos. Se trata de camas con plataforma elevadora (Espace Loggia) que permiten disponer de un pequeño espacio de estudio debajo cuando no se utilizan para dormir.

Imagen habitaciones 4

Además de las camas, los niños necesitan espacio para sus tareas, o sea un escritorio con silla, especialmente cuando empiezan a traer deberes a casa. Las opciones son múltiples, aunque las que más espacio ahorran son los tableros que se cuelgan de la pared y que se pliegan contra ella cuando no se usan. En este caso lo mejores contar también con sillas plegables, que se puedan almacenar en un rincón o colgar de algún mecanismo en la pared.

La otra opción que ahorra espacio son las encimeras de 50-60 cm de fondo situadas con la pared, y que a menudo se pueden encargar con formas redondeadas para adaptarse al dormitorio.

También tienes que prever una estantería para sus libros y peluches (puede ocupar un espacio sobre la encimera de estudio) y también un sistema sencillo para guardar juguetes. Si prevés que esto será temporal, puedes comprar algún baúl (a partir de 15 € en Ikea el modelo Apa), pequeño mueble de importación con cestas o cajas de plástico apilables que te harán un buen servicio mientras los niños sean pequeños y de las que luego no te importará deshacerte. La estructura de madera  y cajas de plástico Trofost de Ikea se encuentra en diferentes combinaciones a partir de 62 euros.

Fotografías: Aspace, Espace Loggia, Ikea, Children’s Furniture Company, Conforama, Merkamueble, Destini & Design

Más artículos de: Informes

Categorías: Dormitorios, Infantil-Juvenil

Publicado el: 13-07-2011 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus