Hacer la cama cada día

La discusión sobre quién debe hacer la cama es una de las más repetidas entre padres e hijos de buena mañana. No todos los adolescentes están dispuestos a ceder ante una rutina que, para muchos, carece de sentido pues como ellos mismos alegan, vuelve a deshacerse al final del día.

Imagen Hacer la cama cada

Sin embargo, esta rutina no se limita a una mera cuestión estética, sino que es un importante ritual que aporta beneficios a nuestro desarrollo, especialmente al de los más jóvenes.  Os damos tres buenas razones por las que merece hacer el pequeño esfuerzo que supone hacer la cama cada mañana.

Imagen Hacer la cama cada

  • Genera un hábito que influye en la imagen de uno mismo como persona activa, capaz de moverse mucho y completar tareas de manera eficiente, generando así una sensación de autosatisfacción que influye en la autoestima personal, algo muy importante durante el desarrollo de cualquier persona.
  • Un contexto ordenado y estructurado favorece la concentración y el buen humor de cualquier persona, por muy desordenada que sea. Los más jóvenes suelen compartir su área de estudio con su lugar de descanso y por eso en su caso es muy importante que su entorno esté bien ordenado.
  • Del mismo modo que ventilamos la habitación, al hacer la cama generamos corrientes de aire que airean las sábanas compensando el sudor y la humedad generados por la noche, un factor que ayuda especialmente a los afectados por las alergias.

Imagen Hacer la cama cada

Información y fotografías: Coco-Mat

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 04-03-2013

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus