Huerto urbano: todo lo qué necesitas

Tener un pequeño huerto urbano es posible con sólo disponer de un pequeño espacio al aire libre que cuente con unas horas de sol. Además de ese terreno, sólo necesitas semillas, herramientas y macetas o bancales para llevar a buen puerto tu misión de disponer de verduras y hortalizas frescas para cocinar. Hace unos días desde nuestra sección de Hogar Sano os contamos los beneficios de tenr un huerto en casa, y hoy os contamos todo lo que necesitáis para trabajarlo. 

Aquí tienes una selección de los elementos indispensables para poner en marcha el huerto y recolectar el fruto de tu trabajo. Es fácil, es limpio y es muy ecológico.

Imagen Huerto ur

El campo se ha convertido en un espacio lejano que añoramos los que vivimos en la ciudad. Buena parte de la tierra se ha dejado de cultivar como se hacía tradicionalmente, y precisamente la añoranza de los sabores auténticos está imponiendo la moda del huerto urbano. Una simple terraza, un balcón o un pequeño trozo de jardín en una vivienda adosada son más que suficientes para poder sacar rendimiento a la tierra propia en forma de hortalizas, frutas y verduras. Quien más y quien menos puede cultivar su propia mata de tomates o de fresas, y recuperar ese exquisito sabor de los vegetales frescos que no han pasado por la cámara frigorífica industrial.

Imagen Huerto ur

Pues bien, para ello necesitas hacerte con un equipo sencillo pero necesario:

  • Semillas o pequeñas plantas.
  • Tarritos de yogur, botellas recicladas o semilleros ad hoc.
  • Mesas de cultivo, bancales o macetas.
  • Sustrato y abonos.
  • Herramientas adecuadas, guantes de trabajo.
  • Sistema de riego, más o menos sofisticado.
  • Calendario de siembra y calendario de fases lunares

Las semillas pueden ser ecológicas o estándar. Normalmente las primeras proceden de plantas de cultivos ecológicos controlados, por lo que garantizan poca manipulación humana (híbridos, transgénicos…) en su selección. Cada sobre (el peso depende de la variedad vegetal) tiene un precio de unos 2 euros, frente a los 1,20 euros de las semillas estándar (en tienda online semillashuertayjardin.com).

Imagen Fertiliz

Piensa primero qué tipo de vegetales quieres cultivar: si prefieres hierbas aromáticas, ingredientes para tu ensalada, frutas del bosque… Es importante porque los cultivos han de tener afinidad entre ellos para estar juntos en el mismo sustrato.

Normalmente, conviene cultivar las semillas en semilleros, que pueden ser simplemente pequeños vasitos de plástico (o rollos de cartón del papel higiénico forrados de papel de periódico) que podamos proteger del frío y del calor. Los vasitos de yogur y las botellas de plástico recicladas pueden ser un buen espacio para iniciar el cultivo, siempre que agujereemos la base para que tengan un buen drenaje. También existen las macetas de turba (24 unidades, 2,50 € en planetahuerto.es)

Imagen Huerto ur

Después necesitas unos recipientes adecuados para trasplantar las pequeñas plantas y pasarlas a lo que será su ubicación fija hasta la recolección. Lo ideal son las mesas de cultivo (120 € en Verdecora, de 100x50x85), pero también puedes optar por muchos otros sistemas como plantadores de estera plástica (3 unidades, 13 € en Verdecora; 3 sacos BacSac de 100 l de capacidad, 85 € en planetahuerto.es), bancales de madera (49 € el modelo Niko en Verdecora), etc.

Imagen Plantadores de estera plás

Imagen Bancales de ma

Una idea curiosa son los kits de plantación en macetas de zinc que venden en Verdecora. Incorporan todo lo necesario para el cultivo de una especie vegetal común: semillas, sustrato y etiquetas de madera. Con ello puedes para plantar una variedad concreta: perejil  o albahaca(4,95 €), tomate cherry (7,10 €), fresas (15 €)…

El sustrato hortícola lo comercializan ya marcas renombradas  como Flower (40 l, 6,95 €) y Compo. Incluso los sacos están preparados como recipientes para cultivar en ellos recortando por las zonas indicadas. Si vas a utilizar mesas de cultivo o bancales de madera, necesitas extender en su base, una vez montados, una tela protectora que retenga la tierra y después un buen drenaje a base de pequeñas piedrecitas o bolas de arcilla.

Imagen Sust

Conviene contar con un abono adecuado para el cultivo hortícola y de frutales. El fabricante Masso Garden dispone de una variedad granulada (3,95 €/1 kg) para este fin. Su contenido en potasio garantiza que las plantas resistirán mejor adversidades climatológicas.

Imagen Huerto ur

El riego del huerto urbano debe ser diario en verano y cada dos o tres días el resto del año. Puedes realizarlo con una simple regadera, pero si no quieres estar pendiente de ello, pueden instalar un kit sencillo de riego por goteo con o sin programador (de 40 a 60 € según opción).

Las herramientas (de 6 a 12 €) deben adecuarse a la extensión del huerto. Si sólo tienes una maceta con una mata, te basta con una pequeña pala. Si tienes más terreno cultivado, entonces necesitarás un pequeño rastrillo y un transplantador, además de guantes de jardinería. No olvides comprar etiquetas marcadoras para el huerto en madera o plástico en las que apuntar cada cultivo y fecha de siembra.

Las grandes superficies del bricolaje como Verdecora y Leroy Merlin organizan talleres de huerting. Pide información para apuntarte a uno de ellos en el centro más cercano a tu casa.

Imagen Huerto ur

Fotografías: Verdecora, Leroy Merlin, Planeta Huerto

Más artículos de: Informes

Categorías: Terraza y jardín, Exteriores

Publicado el: 31-10-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus