Iluminación de navidad ecológica y sin riesgos

La Navidad y la iluminación decorativa son dos conceptos que van siempre unidos. Seguro que en casa sigues decorando el abeto, alguna zona del salón o quizá la propia puerta de entrada con algún tipo de iluminación navideña que pasa varias horas al día encendida. Y lo compramos en cualquier bazar con precios tentadores…  Pero, ¿sabes cuánto consumen o si cumplen la normativa de seguridad vigente?

Imagen Iluminación de Navidad ecológicay sin riesgos

¡Quién se resiste a poner estos días de renovadas ilusiones y esperanzas algún punto de luz que le alegre el alma y la vista! Son días de compartir buenos momentos en casa, y qué mejor que adecuar todo el entorno con una buena iluminación navideña.  Mangueras de luz, guirnaldas de luces intermitentes o incluso arbolitos navideños con pequeñas bombillas…Todo tipo de arreglos decorativos con luz tienen cabida en el hogar durante estas fechas. Por eso los comercios intentan captar nuestra atención cada año con novedades y nuevos diseños más originales y vistosos.

Quizá haya llegado el momento de cambiar la vieja guirnalda de luces del árbol de Navidad.  Los nuevos arreglos decorativos incorporan ya tecnologías más respetuosas con el medioambiente como la iluminación LED, y los precios son más asequibles cada día. No pienses irresponsablemente que tienes un espíritu más ecológico porque te niegas a cambiar tu vieja guirnalda de luces incandescentes… De hecho, este tipo de iluminación suele ser tan duradera  que conviene "rascarse el bolsillo" e intentar comprar una de cierta calidad que consuma lo mínimo y que inspire confianza.

Imagen Iluminación de Navidad ecológicay sin ries

Para ello es necesario leer bien la caja antes de pasar por caja. Hazte a la idea de que las cosas importantes a menudo vienen en letra pequeña para que las pasemos por alto... Debes de asegurarte de qué tipo de iluminación estás comprando (halógena de bajo consumo, LED) y de si cumple las normas de seguridad de la Unión Europea, lo que viene debidamente marcado con el correspondiente símbolo.

Es importante, por ejemplo, que los plásticos sean de calidad, aunque las luces LED ya no generan calor como hacían las incandescentes. Ojo también con realizar empalmes con los cables. Prohibido hacerlo so peligro de provocar un cortocircuito cuyas consecuencias no podemos medir de antemano. En Estados Unidos, por ejemplo, 150 casas se queman de media cada Navidad por el uso inapropiado de iluminación navideña, con el resultado de 8 personas muertas y 14 heridas. Un triste balance para algo que se supone que sólo debe crear diversión y ser decorativo.

Imagen Iluminación de Navidad ecológicay sin ries

La verdad es que el dispendio eléctrico durante las Navidad es algo bastante universal: calles adornadas con juegos de luces, plazas y monumentos emblemáticos iluminados toda la noche... Si lo piensas, seguro que puedes poner un poco de tu parte para decorar sin contaminar, no dejando encendida la iluminación navideña toda la noche.

No podemos acabar este artículo sin hablar de las velas, otro de los platos fuertes de la iluminación navideña. Las recomendaciones en este aspecto son comprar las velas en lugares de confianza, ya que pueden resultar tóxicas; nunca dejar las velas sin vigilancia, especialmente si hay niños; y evitar las corrientes de aire cuando las velas están encendidas así como los centros de Navidad muy abigarrados y repletos de adornos fácilmente inflamables.

Imagen Iluminación de Navidad ecológicay sin ries

Fotografías: Leroy Merlin

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Navidad, Iluminación

Publicado el: 26-11-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus