Las mantas reinventan su función en casa

No sólo han sobrevivido al reinado de los rellenos nórdicos… Las mantas resurgen con fuerza en diferentes materiales y acabados para aportar calidez a nuestros hogares, allí donde el relleno nórdico no ha conseguido imponerse.

Imagen Las mantas reinventan su función en

Zara Home

“Tirar de la manta”, “Carretera y manta”… La sabiduría popular está llena de alusiones a este textil del hogar, que tanto tiempo ha sido la prenda de abrigo por excelencia de la ropa de casa. Cuando parecía que su desaparición era inminente, “arrollada” por los rellenos nórdicos de plumón, pluma o materiales sintéticos, ¡zas!, la manta ha conseguido mantenerse y reinventarse…

Y es que el relleno nórdico no ha conseguido imponerse en todos los espacios de la casa. El sofá y el sillón, la chaise longe e incluso los espacios al aire libre calefactados siguen siendo piezas donde la manta mantiene su hegemonía por calidez y textura. También como apoyo al edredón o relleno nórdico a los pies de la cama, donde sirve para echarse un sueño a cualquier hora sin necesidad de deshacer la cama y meterse en ella con gorro de dormir…

Sin embargo, la evolución de la manta propiamente dicha y de los materiales con que está hecha ha ido pareja a su renovada función para aportarnos calidez en los hogares. Se han impuesto las mantas más pequeñas y ligeras, tipo manta de viaje (en realidad se ha impuesto el tamaño 130 x 170 cm), y conviven los tejidos tecnológicos de tipo polar con propiedades térmicas relevantes, o las mantas de falso pelo animal con otros naturales como la lana –mohair, alpaca…- o el algodón.

Imagen Las mantas reinventan su función en

La Mallorquina

Manta polares o fleece

Se han impuesto por precio, facilidad de lavado y ligereza, además de que abrigan un montón. Las hay de todos los colores y son una alternativa económica para las habitaciones de los pequeños y también para tenerlas junto al sofá cuando nos disponemos a leer o ver la tele. Están hechas con poliéster, aunque a veces incorporan Lurex para aportar brillo. Precios, entre 12 y 30 €.

Imagen Las mantas reinventan su función en

La Mallorquina

Mantas de pelo

Son plena tendencia en decoración. Unen la suavidad de su tejido a una sensación de calidez difícilmente superable. Muchos de estos tejidos están diseñados para dar sensación óptica de pelo de animal, no sólo por su dibujo, sino también por la forma en que se distribuyen las hebras de hilo que imitan el pelo, por ejemplo, formando aguas... Su sitio está a los pies de la cama, donde consiguen crear un bello efecto de naturaleza en casa… A partir de 45 € y hasta 100 € aproximadamente.

Imagen Las mantas reinventan su función en

Textura Interiors

Mantas de lana

Con flecos o sin ellos, lisas o a cuadros, las mantas de lana siempre tendrán un espacio en nuestros hogares. Abrigan mucho y son perfectas para tener en el salón o en el dormitorio. Ahora bien, requieren más cuidados para su limpieza, y salvo indicación en contrario, lo mejor es llevarlas a limpiar en seco, si no admiten lavado en programas de pura lana. Las más preciadas son quizá las de mohair y alpaca (unos 100 € en Zara Home).

Imagen Las mantas reinventan su función en

Zara Home

Mantas de chenilla

No son el material más cálido de entre todos los que pueden conformar una manta, pero sí uno de los más ligeros y agradecidos, ya que no suelta pelo ni hace bolitas. Su brillo y los matices que crea la luz sobre la chenilla aportan un toque entre suntuoso y bohemio… Ideales para poner a los pies de la cama y dar el toque chic al entorno del dormitorio sin irse de presupuesto (entre 20 y 25 €).

Imagen Las mantas reinventan su función en

Zara Home

Mantas de crochet

Son de punto tejido, y sin duda son las más frescas de todas al utilizarse hilo de algodón para elaborarlas. Están de plena tendencia las mantas caladas de tipo Granny, que recuerdan a las que tejían las abuelitas, en vivos colores y creando diferentes formas geométricas. Ideales para espacios desenfadados, para cubrir la cuna en habitaciones de bebés o para dormitorios infantiles. Las de ochos resultan ideales para dar un toque desenfadado y actual a cualquier dormitorio. A partir de 100 €, especialmente las hechas a mano.

Imagen Las mantas reinventan su función en

Pottery Barn

Mantas de algodón

Están hechas de materiales tupidos que recuerdan a las toallas de aseo clásicas (no las de felpa). No son muy cálidas, pero lavan muy bien y pueden ser ideales para las estaciones menos frías.

Imagen Las mantas reinventan su función en

Zara Home

Más artículos de: Informes

Publicado el: 04-12-2013 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus