Limpiar el exterior para la nueva temporada

Más horas de luz solar y mejor tiempo… ¡Ha llegado el momento de la puesta a punto de los espacios exteriores de cara a la primavera y el verano! Revisar y limpiar suele ser suficiente, aunque a veces también hay que sacar mobiliario que hemos retirado en invierno. La mejor forma de hacerlo es dividir las tareas por bloques…

Aunque depende del mantenimiento que se haya hecho durante el invierno, la puesta a punto de terraza, porche o patio no tiene por qué llevar más de una mañana o una tarde. Lo ideal es consultar el parte meteorológico para asegurarte que el día elegido no llueva.

Imagen page

Limpiar los suelos pavimentados es quizá el primer paso. Retira todos los objetos que estorben la limpieza y pasa un cepillo grande tipo barrendero para arrastrar hojas, polvo, etc. Luego puedes aplicar un producto adecuado y pasar la manguera. Mejor aún son los cepillos limpiadores rígidos que se acoplan a mangueras y que incorporan pastillas de limpieza (lo hay de Gardena).  Son la alternativa económica a las limpiadoras a presión, que hacen la limpieza aún más fácil y exhaustiva. ¡Si tienes una, eres afortunado!

Los muebles de exterior vuelven a ocupar una posición privilegiada en casa cuando llega el buen tiempo. Si los tuviste con fundas, quizá sólo necesites retirar éstas, y listo. Si no, necesitan una buena limpieza con un producto jabonoso neutro (si son de madera, los hay especiales para este fin). Los de madera exótica precisan también un lijado superficial y embeber la madera en un aceite adecuado (los venden en cualquier centro de bricolaje).

Limpiar la barbacoa es otra de las tareas que se impone en primavera. Llega el momento de disfrutar de ellas el fin de semana, y necesitan estar en perfectas condiciones. Si la chapa del grill se ha oxidado, aplica un producto específico o prueba a eliminar el óxido con ayuda de una multiherramienta tipo la Dremel.

Determina las plantas en maceta que aguantan el calor y las que no… Mueve las últimas a un lugar más fresco a resguardo de los rayos del sol.

Revisa los toldos y sombrillas por si necesitan algún tipo de reparación. A veces son simplemente unas puntadas sobre algún bies que se haya descosido de la tela… Quizá necesiten algo de aceite lubricante los mecanismos del toldo.

Limpia las ventanas rigurosamente. Además de limpiar bien los cristales con agua y alcohol de limpieza o vinagre, examina bien el marco de las ventanas en busca de zonas mal selladas (y sella de nuevo con silicona) o bien nidos de avispas, arañas, etc. Incluso es posible que hayan anidado murciélagos en el cajón de la persiana (lo sabrás por los pequeños excrementos sobre el alfeizar de la ventana)…

Las mosquiteras también necesitan revisión. Es el momento de ponerlas en activo otra vez. Si son enrollables, determina en qué estado se encuentran: quizá precises cambiar la tela tipo malla (disponible en centros de bricolaje). Puede ser el momento de encargar o hacer tú mismo una mosquitera de quita y pon (con o sin marco; las hay que simplemente se pegan a la carpintería de las ventanas con un celo adhesivo de doble cara).

Fotografías: gardena, Dremel

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 14-04-2014 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus