Limpiar la casa de forma ecológica

Separar basuras, ahorrar agua, llevar bolsa al supermercado, usar transporte público… Todos estos gestos nos honran como ciudadanos con conciencia ecológica. Pero a menudo descuidamos otros aspectos: ¿has pensado alguna vez en todos los productos químicos que usas para limpiar la casa? Pues son muchos, y tienen sustitutos naturales más ecológicos.  Adivina cuáles…

Imagen Limpiar la casa de forma ecoló

Productos de limpieza "amigos" del medioambiente

  • El bicarbonato sódico es un limpiador estupendo que no contiene abrasivos, ideal para encimeras, hornos, bañeras, fregaderos, exterior de electrodomésticos… Sólo hay que extender el polvo y luego pasar una bayeta con agua. Para manchas persistentes, se añade un poco de sal al bicarbonato y se fricciona. También es un magnífico desodorante: mantiene a raya los olores en el frigorífico, se puede añadir media taza a la colada o también extenderlo sobre una alfombra para que no coja mal olor, dejarlo actuar 30 minutos y luego pasar la aspiradora. 
  • El zumo de limón y el vinagre blanco son otros productos limpiadores muy eficaces para disolver depósitos de cal en tuberías y para eliminar la grasa, o sea los productos perfectos para la cocina y el baño. Simplemente pulveriza y pasa luego una bayeta húmeda
  • El jabón hecho en casa es una mezcla de aceite usado, agua y sosa cáustica (se vende en escamas en droguerías y ha de usarse con precaución). Si conoces alguien que lo siga haciendo, pídele que te reserve una pastilla de jabón… ¡Dura mucho tiempo!
  • Si quieres preparar tus propios productos limpiadores “eco” y que huelan bien, sólo tienes que añadir unas gotas de aceites esenciales de lavanda, romero, tomillo, menta o árbol del té, que además tienen propiedades antisépticas y fungicidas naturales.

 

Recetas de limpiadores naturales

  • Producto multiuso. Mezcla a partes iguales vinagre blanco y sal. Pasa por las superficies resistentes con un trapo de limpieza. Por ejemplo, griferías y fregaderos de acero con cal, tiradores, lámparas y demás objetos de de latón con cardenillo…
  • Desinfectar sin lejía. Echa ½ taza de bórax en un cubo de agua caliente (no lo dejes a mano ni cerca de la comida, porque aun siendo natural es un producto muy tóxico). Añade unas gotas de aceite esencial de tomillo, romero o lavanda y reparte en pulverizadores.
  • Abrillantar madera.Para dar lustre a muebles de madera sin barnizar, mezcla zumo de limón y justo el doble de cantidad de aceite de oliva. Aplica con un trapo suave. Deja actuar dos minutos y pule.
  • Limpiar papel pintado o pintura lisa: “borra” la suciedad con miga de pan.
  • Eliminar arañazos de la madera. Aplica una nuez partida por la mitad. Rellena y nutre.
  • Fregar suelos de parqué. Mezcla vinagre y agua templada, introduce en un vaporizador y echa la mezcla a una mopa con la que vas pasando el suelo.
  • Limpiar hornos. Los productos limpiahornos comercializados son bastante tóxicos. Puedes sustituirlos por una mezcla de bicarbonato con agua a modo de pasta, extender en el horno y limpiar al día siguiente con una bayeta húmeda.
  • Cristales impecables. Mezcla ¼ l de vinagre blanco, una cucharadita de maicena y un litro de agua templada. Limpia los cristales con papel de periódico.
  • Desengrasar azulejos y juntas. Une una taza de agua y 3 tazas de bicarbonato sódico mezclado como una pasta. Pasa con un cepillo de dientes por las juntas. Luego enjuaga.

Antes de utilizar cualquiera de estas "recetas" es recomendable probar la solución sobre una pequeña zona no visible para asegurarnos que no daña el material.

Fotografía: JML


Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Limpieza

Publicado el: 01-08-2011 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus