Mantenimiento de maderas en el exterior

Hace unas semanas publicamos en nuestra sección de Bricolaje un artículo sobre el mantenimiento de muebles para exterior. La madera ocupaba una de las secciones del texto, pero también el metal, el plástico, las fibras naturales… La madera está muy presente en las estructuras y la decoración de los exteriores de las viviendas, por ser un material resistente, decorativo, ecológico y tradicional. Eso sí, para mantenerse bella y sana durante muchos años necesita una pequeña ayuda por nuestra parte…

Imagen Mantenimiento de maderas de exte

Las carpinterías de madera (puertas y ventanas), las tarimas de exterior, las  vigas de los porches… Sufren considerablemente la acción de los elementos y los cambios de temperatura, y al final terminan por agrietarse y decolorarse. La solución tradicional en muchos lugares era aplicar aceite de linaza (mejor cocido para favorecer su secado), un producto completamente natural y no tóxico que nutre las fibras e impermeabiliza el material. Si bien esta solución es válida, en la actualidad también hay aceites de otros tipos, como el de tung (muy resistente, de origen chino) o las mezclas de aceites a base de maderas tropicales.

Los barnices de poro abierto son otra estupenda solución para proteger las maderas situadas en fachadas, jardines o terrazas. Estos productos no crean película exterior, sino que penetran en la madera aportando sólo color (si se desea) y protección. Al no dejar capa externa, ésta no se agrieta ni se desprende, como ocurre con otros barnices. A pesar de su considerable resistencia, es importante renovar su aplicación por lo menos una vez cada dos años, y más si la casa está situada cerca del mar o en zonas donde las temperaturas puedes llegar a ser extremas.

Imagen Mantenimiento de maderas en el exte

Si las maderas se han decolorado y además de protegerlas, queremos recuperar su belleza, podemos aplicar un barniz de poro abierto del color adecuado: nogal, caoba, roble… Y si vamos a utilizar aceite de linaza o similar para barnizarlas, también podemos colorear este producto añadiéndole un poco de tinte madera al disolvente (hay que hacer pruebas y contar la cantidad de producto que se añade por si tenemos que repetir la mezcla; se puede hacer a base de tapones), o bien pintura al óleo de colores tipo madera (sombra natural, sombra tostada, tierras…)

Imágenes: Crinklecrankle.com

Más artículos de: Bricolaje

Publicado el: 12-08-2010 | Autor: Marta Sánchez

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus