Muebles colgantes para el verano

Hamacas, sillas colgantes, columpios, camas tipo chill out que te mecen bajo los árboles... ¡Anticípate al verano buscando este tipo de muebles de exterior que hay ahora en todas las colecciones y tiendas! Y si tu espíritu aventurero te lo pide, cuélgalo después en el interior  para rememorar los cálidos días del verano… 

Imagen Muebles colgantes para el ve

Mecerte en un columpio de jardín es un clásico. Y mecerte en una cómoda hamaca es un gran placer que ya puedes permitirte aunque no vivas en el Trópico. Las hamacas de importación comenzaron a llegar tímidamente hace unos años, y ya se han vuelto un imprescindible en las colecciones de muebles de exterior cada verano. Y no sólo hamacas: sillas colgantes  e incluso grandes camas tipo chill out para compartir bajo la copa de un árbol se han convertido en un auténtico must have para los que tienen una casita con jardín o un ático con terraza. Y nuestra propuesta: ¿por qué no colgar uno de estos muebles en tu rincón favorito de la casa para leer o relajarte mirando por la ventana?

Imagen Muebles colgantes para el ve

Columpio clásico de jardín

Los asientos tipo columpio con capota son un clásico en los jardines desde hace muchos años. Siguen comercializándose en las antiguas versiones en acero o chapa, en forja o plástico monoblock y también en maderas exóticas o ratán en la actualidad. Normalmente tienen dos o tres plazas para permitir que dos o tres personas puedan mecerse a la vez. Algunos son convertibles en cama. Para un mantenimiento óptimo, lo mejor es guardar los cojines durante el invierno y retirar o bien tapar las capotas para que no sufran las lluvias...

Precios: a partir de 230 €.

Imagen Muebles colgantes para el ve

Columpio individual de interior/exterior

Los modernos columpios individuales de interior/exterior  con forma de  cascarón de huevo han triunfado en los ambientes contemporáneos. Aúnan diseño y comodidad todo en uno, por lo que es fácil verlos en locales de copas de moda.  Tener uno en casa es un lujo asequible y que cualquier espacio por pequeño que sea se puede permitir, ya que sólo ocupan un metro cuadrado.  Están hechos en tubo de acero que imita bambú pintado, y el asiento es de ratán sintético.

Precios: se pueden encontrar entre 350 y 450 €.

Imagen Muebles colgantes para el ve

Hamacas

Son un clásico en las zonas tropicales, donde  disfrutan de ellas, sin distinción de clases, los habitantes de la más humilde cabaña o los huéspedes del resort de lujo. Ahora empiezan a incorporarse a las colecciones de muebles de exterior de muchas marcas como imprescindible. Están confeccionadas en tejidos muy resistentes, normalmente lonetas, en color liso o en mezclas de vivos colores. Es importante fijarse en la resistencia de la cuerda. Se sujetan con un mosquetón a un verja metálica, un árbol o a una sujeción metálica fijada en la pared, siempre en dos puntos opuestos. Se venden soportes de madera especiales en forma de barco para sujetarlas sobre el suelo. Es posible encontrar muchísimos modelos en tiendas online especializadas.

Precios: desde 39 a 69 € aproximadamente las individuales. Desde 89 € las dobles. Los soportes de madera tienen precios que van de 180 a 400 €. 

Imagen Muebles colgantes para el ve

Imagen Muebles colgantes para el ve

Hamacas sillas

La posición tumbada, la única que admite la hamaca tradicional, invita al sueño más que otra cosa. De la necesidad de mecerse, pero para charlar o disfrutar del paisaje, nació la necesidad de una hamaca en la que poder estar incorporado. Incorporan respaldo y asiento, y la disposición de las cuerdas permite mantener la posición de sentado con las piernas colgando. Se les puede acoplar un soporte para mecerse en tierra, pero encarecen el producto de 150 a 220 €.

Precio: desde 39 €.

Imagen Muebles colgantes para el ve

Chill Out colgante de Dedon

Dedon suele lanzar cada año alguna novedad en muebles colgantes para el descanso. Es el caso del Swingrest, diseñado por Daniel Pouzet, lanzado este año. O del Nestrest, de Daniel Pouzet y Fred Frety, comercializado desde hace un par de años. Fabricados en fibras, son muebles colgantes para el sosiego al aire libre. El Swingrest, abierto, puede dar cabida a varias personas y gira hasta 160º. Se le puede adaptar una tela para mayor privacidad y como protección frente al sol. Y está preparado para colgarse o posarse sobre el suelo. El Nestrest es un auténtico nido, cuyo trenzado de fibras está hecho de tal forma que permite ver desde el interior sin ser visto.

Precios: son un lujo al alcance de pocos… El Swingrest, 3.880 €.

Imagen Muebles colgantes para el ve

Imagen Muebles colgantes para el ve

Imagen Muebles colgantes para el ve

Fotografías: Dedon, Impressionen, siesting, gangahogar, archiexpo, Unopiu

Más artículos de: Informes

Publicado el: 27-03-2013 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus