Nivelar un suelo con mortero

En un suelo, lo más importante a la hora de revestirlo o renovarlo es que la base esté arreglada, sin grietas ni baches y bien nivelada. De esta forma nos ahorraremos disgustos, como por ejemplo que se nos hundan las tablas del parqué o que, a la hora de colocar baldosas cerámicas, no haya forma de conseguir que formen una superficie lisa. Si tenemos un suelo desnivelado e irregular, podemos igualar su superficie de forma rápida y fiable empleando un mortero autonivelante, también llamado “pasta autonivelante”.

Imagen Nivelar el suelo con mor

Hay que tener en cuenta que estos productos no solucionan problemas de desniveles muy grandes, ya que el máximo espesor de capa que con ellos se puede lograr es de 3 cm. Por lo tanto, en primer lugar verificaremos el desnivel del pavimento y después procederemos a la aplicación del mortero. Si el suelo presenta grietas o agujeros, es posible rellenarlos previamente mezclando tres partes de mortero autonivelante con una parte de arena fina y con agua.

Imagen Nivelar el suelo con mor

Si la superficie a nivelar es muy grande, es necesario dejar juntas de dilatación (a intervalos de 20 m2). Estas juntas se hacen intercalando listones en el mortero mientras está fresco; cuando fragüe, se quitan los listones y las juntas se rellenan con mástic elástico especial para tal fin. Para aplicar el material, una vez realizada la mezcla siguiendo las instrucciones del fabricante (es recomendable que la pasta tenga una consistencia fluida y espesa) se vierte sobre el pavimento y se extiende. La propia pasta tiende a rellenar el espacio y, como su propio nombre indica, se nivela por sí sola, lo que hace que no sea necesario pasarle la llana ni el rastrel.

En el caso de que el pavimento no haya quedado bien nivelado o presente aún baches o imperfecciones, es posible verter otra capa sobre la ya extendida. Para hacerlo hay que esperar a que el mortero se pueda pisar, aunque sin que se haya secado demasiado para así favorecer el agarre. En el perímetro de la habitación es recomendable dejar una junta perimetral para evitar que en el futuro, el suelo se agriete. Hacer estas juntas es sencillo: basta con poner tiras de poliestireno (el “corcho blanco” de toda la vida) junto a las paredes, que después quedarán cubiertas con el zócalo o rodapié.

Imagen Nivelar el suelo con mor

Antes de revestir los suelos nivelados con un mortero de estas características, es recomendable cepillarlos a fondo. Esto se hace para eliminar los aditivos fluidificantes que lleva el producto y que salen a la superficie cuando fragua, y así mejorar el agarre para suelos de obra (por ejemplo, baldosas cerámicas).

Imágenes: Paviston Autonivelantes, Coprisa, Paviflat.

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Suelos y pavimentos

Publicado el: 31-03-2011 | Autor: Marta Sánchez

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus