Ollas superrápidas para cocinar fácil

Las ollas rápidas son un gran invento para cocinar esos purés, sopas, guisos y estofados que tanto apetecen en estas fechas en que pasamos más tiempo al calor del hogar. Ahora presentan muchas novedades, desde las antiadherentes a las ecológicas. Aquí tienes algunos datos para saber qué es importante mirar cuando compras una olla a presión.

La olla a presión u olla exprés marcó un antes y un después en la cocina. Desde su aparición, hacer guisos, cocidos y potajes dejó de ser una tarea tediosa que requería mucho tiempo y supervisión constante para pasar a convertirse en la forma más sencilla de comer bien sin dedicar demasiadas horas a la cocina... Además, se mejoró mucho la calidad nutricional de los alimentos, ya que menos agua y menos tiempo de cocción suponen una menor pérdida de vitaminas, etc.

Imagen Olla superrápida para cocinar fácil

Por todo ello, las ollas a presión siguen siendo un utensilio de primera fila en la cocina. Lo más importante a la hora de comprar una es entender que son tan duraderas que compensa elegir bien entre los últimos modelos que ofrece el mercado, y en general entre las de marcas prestigiosas (WMF, Kuhn Rikon, Fissler…), evaluando después si es mejor optar por las que incorporan novedades o las de "toda la vida"...

Las ollas rápidas han mejorado mucho desde aquellos primeros ruidosos modelos de capacidad estándar con "pitorrito" que daban la impresión de "entrar en órbita"… Ahora, por ejemplo, se establece una diferencia entre las ollas rápidas y ollas superápidas. Estas últimas reducen los tiempos de cocción de los alimentos a la mitad, por lo que merece la pena optar por una de ellas (a partir de determinado precio, lo son casi todas…).

Imagen Olla superrápida para cocinar fác

También se ha pasado de las ollas de capacidad estándar a las que se adaptan mejor a los requerimientos de cada usuario: la capacidad de las ollas rápidas empieza normalmente en los 4 litros y alcanza los 8 litros (las hay también de 2,5 l y de 8,5 l). De ese modo, se puede elegir un tamaño de forma más personalizada, ya que no es lo mismo una pareja que una familia numerosa (para una familia de 3 miembros, ideal una olla de 6 litros).  (Precios: WMF Perfect Plus de 6,5 litros, 235 €).

Un dato a tener en cuenta es el diámetro de la olla rápida, ya que cuanto mayor es, más cómodo es su uso y mejor quedan alimentos como el arroz, que necesitan estar dispersos. Muchos nutricionistas recomiendan entre 24 y 28 cm para poder dorar mejor los alimentos.

Imagen Olla superrápida para cocinar fác

Otros puntos mejorados son los relacionados con la apertura tras la cocción, precisamente el momento en que esta forma de cocinar puede representar un peligro: las nuevas ollas disponen de un sistema de bloqueo automático que impide abrirlas si aún hay presión en el interior.

Otra novedad muy interesante son las ollas rápidas con indicador de tiempos en la propia tapa: ahorran la molestia de buscar las instrucciones cada vez que se quiere cocinar alguna nueva comida, ya que los tiempos en las ollas a presión son muy importantes a la hora de conseguir platos sabrosos. (Precios: Duromatic Supreme de Kuhn Rikon de 6 litros, 153 €)

Es interesante también fijarse en las ollas exprés con tapa de cristal templado, que permiten en todo momento ver qué se cuece dentro (y nunca mejor dicho…). A menudo cuando el olor a quemado delata un tiempo demasiado largo de exposición al calor o una temperatura demasiado elevada ya es demasiado tarde con las ollas a presión tradicionales, que impiden ver el interior. También son  novedad las ollas rápidas que tienen revestimiento de teflón antiadherente, ya que la comida nunca se pega… (Precios: Bra Efficient Express negro, 100 €).

Imagen Olla superrápida para cocinar fác

No hay que dudarlo: mejor una olla a presión con cestillo, porque poniendo sólo una pequeña cantidad de agua en el fondo se pueden cocinar al vapor muchos platos como flanes, pasteles de pescado y verduras.

No puedo dejar de hablar aquí de las ollas programables, que lógicamente son eléctricas. Su ventaja principal es que permiten dejar todos los ingredientes dentro antes de irse a trabajar y programarla fácilmente para tener la comida lista y caliente al llegar a casa. A pesar de su indudable comodidad, no parece que sea de las preferidas por expertos y nutricionistas, probablemente porque la intensidad de la presión que se consigue al fuego tradicional, la vitrocerámica o la inducción no tiene nada que ver con la potencia de un aparato eléctrico...

(Precios: olla a presión Palson Sapore de  litros, 80 €).

Imagen Olla superrápida para cocinar fác

Muy interesantes también las ollas ecológicas, una aproximación a sistemas de cocción energéticamente más eficientes que fabrican marcas como Kuhn Rikon Switzerland. Su hotpan permite ahorrar un 60 por ciento de energía aprovechando el calor residual de la cacerola de efecto termo, que termina de cocinar los alimentos situándola dentro de un bol de melanina. (Precio: Hotpan, 82 €).

Fotografías: Khun Rikon

Más artículos de: Informes

Publicado el: 19-09-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus