Paredes con manchas: Cómo eliminarlas

En muchas ocasiones aparecen antiestéticas manchas en las paredes y también en los techos. Pueden deberse a la humedad, la presencia de moho, la grasa acumulada en las cocinas, el humo de las chimeneas (o del tabaco)... Las causas son muchas y muy variadas. Intentar tapar estas manchas con una simple mano de pintura es un completo error; aunque lo consigamos, seguramente con el transcurso de los días las manchas volverán a resurgir, y nuestro trabajo habrá sido en vano.

Como casi siempre, en estos casos lo más importante es erradicar la causa que produce la mancha (si está aún activa), intentar eliminarla o decolorarla en lo posible, y a continuación pintar de nuevo la superficie con un producto especialmente formulado para cubrir manchas de forma definitiva.

Imagen Paredes con man

Cuando las manchas son producto de la humedad, por ejemplo producidas por una filtración de agua, condensación del vapor o capilaridad (humedad que asciende del subsuelo por los capilares de los materiales de construcción), es muy importante eliminar la fuente de la humedad para evitar que siga produciéndose. Las filtraciones del exterior se eliminar sellando grietas y fisuras, por lo general alrededor de puertas y ventanas (puede inyectarse espuma expandible), o revistiendo la fachada con lajas de piedra, morteros impermeables o pinturas impermeables y transpirables al vapor de agua. La condensación se puede evitar colocando ventanas con marcos de PVC, madera o aluminio con sistema RPT (rotura de puente térmico) y doble acristalamiento; también se pueden colocar aparatos deshumidificadores.

En cuanto a la capilaridad, es muy difícil de eliminar y hay que establecer barreras químicas (inyectando productos endurecedores) o instalar sistemas especiales de electro-ósmosis.

Imagen Cómo eliminar manchas de las par

Una vez eliminada la fuente de la humedad, la pared o el techo se frotan con cepillo de raíz y un producto funguicida especial para eliminar mohos. Después hay que pintar la zona con una pintura-esmalte gelificada, con propiedades aislantes de manchas. Estas pinturas, que suelen ser al agua, son muy gruesas pero al extenderlas se licuan. Sólo es necesario aplicar una mano para cubrir eficazmente las manchas y evitar que vuelvan a salir; las encontraréis en centros de bricolaje y almacenes de pinturas. Además, transcurridos unos días desde su aplicación se pueden lavar.

Si el problema son las manchas de humo, además de intentar eliminarlo se puede limpiar la pared con amoniaco diluido con agua (hay que abrir bien las ventanas y, de ser posible, colocarse una mascarill), dejar secar y dar una mano de pintura plástica “una capa” de buena calidad. Las pinturas gelificantes también son apropiadas, aunque puede bastar con la pintura plástica.

Imagen Paredes con manchas: Cómo elimina

En las cocinas, la grasa se elimina con productos desengrasantes. Después se dejan secar bien las superficies. A veces, aunque la hayamos eliminado, la presencia de la grasa hace que las pinturas no agarren bien; en estos casos hay que aplicar sobre la pared una mano de selladora sintética bien extendida, y pintar después la zona con una pintura especial “cocinas y baños” que permita la limpieza frecuente sin desgastarse.

Imagen Eliminar manchas de las par

Imágenes: Paint Mate Pro-JML Direct, Humipro, Valspar at Lowes.

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Paredes y revestimientos

Publicado el: 16-12-2010

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus