Picnics y barbacoas sin intoxicaciones alimentarias

Empieza la temporada de barbacoas y picnics por estas latitudes, y todos estamos deseado realizar alguna comida al aire libre esta primavera. Pero conviene hacerlo de forma segura. Con estos consejos, la jornada de diversión no terminará en urgencia médica por intoxicación alimentaria…

Imagen barbacoa 1

La manipulación de alimentos exige conocer algunas normas en cierto modo elementales. Si  tienes prevista una salida con familiares o amigos al campo, a la playa, etc. ten en cuenta que las altas temperaturas que se alcanzan ya en estas fechas potencian la proliferación de bacterias en los alimentos.

Imagen barbacoa 4

Refrigeración fuera de casa

Lo más probable es que si comes fuera de casa organices los alimentos en una nevera portátil. Pues bien, consérvalos así:

  • Mantén los alimentos fríos. Pasa los alimentos del frigorífico de casa a la nevera portátil con hielo o barras/bolsas de gel congelado. No deben pasar más de dos horas antes de consumirlos, y en caso de mucho calor, una hora.
  • Evita la contaminación entre alimentos. Las carnes rojas, las aves y el pescado, mejor si están congeladas y en paquetes bien cerrados para que sus jugos no terminen por contaminar alimentos crudos como frutas o productos ensaladas.
  • Organiza las neveras por productos. En una, las bebidas; en otra, los alimentos perecederos. De esta forma los alimentos no sufrirán la apertura constante de la nevera o bolsa de frío para rellenar los vasos de refresco o sacar nuevas latas.
  • Cierra siempre las neveras portátiles y colócalas en un lugar de sombra.
  • Lava exhaustivamente frutas y verduras bajo el grifo (incluso aquellas cuya piel no se come) y sécalas antes de meterlas en la nevera.

Imagen barbacoa 2

Cocinar a la parrilla

Las barbacoas están íntimamente relacionadas con muchas salidas al campo. Para que los platos lleguen en buenas condiciones a la mesa, sigue estas recomendaciones:

  • No reutilices las bandejas o platos que contuvieron carnes o pescados crudos para poner en la mesa los alimentos cocinados. La misma recomendación vale para los utensilios de servir y cocinar. La misma recomendación sirve para las tablas de cortar: mejor utilizar siempre una de plástico, cristal o cualquier otro material lavable que una de madera.
  • Cocina los alimentos bastante. En este tipo de comidas al aire libre siempre es mejor no tomar la carne tirando a cruda… Puede ser útil tener un termómetro para parrillas siempre a mano. Las carnes deben cocinarse a unos 72ºC, igual que los platos que contengan huevo. El pollo, a 75ºC. El pescado, en general, se cocina a unos 65ºC, igual que maricos y crustáceos.
  • Prepara los adobos con antelación y mantenlos fríos en el frigorífico. Si piensas usar una parte de la marinada para agregar a la carne o pescado ya cocinados, separa previamente una porción de la misma: nunca eches por encima la que contuvo los alimentos crudos.

Imagen barbacoa 3

Fotografías: Villeroy & Boch

Más artículos de: Hogar Sano

Publicado el: 19-05-2014 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus