¿Piojos? Cómo mantener la higiene en casa sin sufrir

Seguro que cuando oyes hablar de pediculosis, ni te imutas, pero si decimos "piojos" entonces te pica todo el cuerpo (y eso que significan lo mismo)... Normal: es una pequeña plaga que la mayoría de las familias con niños en edad escolar nos hemos visto  obligadas a erradicar alguna vez. Te decimos cómo acabar con los piojos sin desesperarte y cómo mantener la higiene y la limpieza en casa desde el momento en que aparecen hasta su total desaparición.

Imagen ¿Piojos? Cómo mantener la higiene en cas

En primer lugar, conviene estar pendiente de las primeras "señales de humo" que lanzan otros padres, los propios profesores o los constantes rascados de cuero cabelludo de tu peque, especialmente si lo hace también dormido (señal inequívoca de que por allí hay algo rondándole la cabeza, y no precisamente una brillante idea…). Luego toca observar la cabeza del peque, especialmente tras las orejas, en la nuca y en el flequillo. Hay que tener cierta habilidad para dar con ellos, así es que si no tienes buena vista, opta por la prevención pasándole varias veces por semana la lendrera encima del lavabo para observar lo que cae (puede ayudar una lupa barata). También conviene distinguir los huevos (liendres) de la caspa: son casi blancos y brillantes y están adheridos al pelo casi en su raíz (si están más abajo, puedes calcular que la plaga ha convivido con vuestra familia alguna semana más).

Los productos con permetrina rebajada que venden en farmacias son infalibles, y siguiendo las indicaciones de uso y empleando una lendrera, los resultados son espectaculares sobre los piojos. La mala noticia es que no son tan eficaces con las liendres, por lo que tendrás que repetir tratamiento a la semana. El remedio casero de toda la vida para que no sobrevivan las liendres  es dar un baño de agua con vinagre templado al pelo en el último aclarado y dejarlo envuelto en una toalla con una bolsa (de supermercado) anudada encima. Para que el peque no huela a vinagre, mejor utiliza de manzana, igual de eficaz.

 Y para prevenir la pediculosis, el remedio de la abuela: cuece laurel en agua, pon la mezcla en un frasco o botella y aplica sobre el pelo en el último aclarado. ¡Parece que es un repelente natural muy eficaz!

Imagen ¿Piojos? Cómo mantener la higiene en

Ahora toca la higiene de la casa, que es la siguiente medida a tomar....

  • Toca "zafarrancho de combate": imprescindible examinar la cabeza de todos los miembros de la familia, especialmente la de los niños. Cabellos teñidos, permanentados, con mechas es raro, por no decir imposible, que se vean afectados.
  • Cambia las sábanas del niño inmediatamente y ponlas en un lavado con agua caliente.Haz lo mismo con los peluches y los cojines.
  • Cambia cada día la funda de la almohada y lávala del mismo modo.
  • Extrema esos días la limpieza del polvo usando un trapo húmedo.
  • Pasa la aspiradora por los sofás y sillones exhaustivamente y lava, si la tela lo permite, las fundas de los cojines en la lavadora en un lavado frío con centrifugado corto y un chorrito de amoniaco en el cajetín del detergente.
  • Toda la ropa de vestir o de cama que no puedas lavar, introdúcela en bolsas de plástico y cierra herméticamente. Déjala al menos 48 horas.
  • Extrema la higiene en el cuarto de baño, con limpieza diaria con amoniaco y prohíbe compartir toalla, peines y adornos para el pelo.
  • La pediculosis nada tiene que ver con la higiene, si bien es cierto que se ceba más en unas cabezas que en otras... Si hay confianza con primos, amiguitos, etc. conviene dar aviso, y también al profe. La mayoría de los papás sabemos llevar el tema con discreción para que los peques no noten nada.

Imagen ¿Piojos? Cómo mantener la higiene en

 Fotografías: Car Mobel, Miele

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Limpieza

Publicado el: 04-06-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus