Posada Chaflán

Tras casi un año de obras, el establecimiento que fuera sede del hotel Aristos y del restaurante El Chaflán, ambos dirigidos por Juan Pablo Felipe, reabrió sus puertas hace unas semanas con una estética y filosofía conceptual totalmente renovadas.

Del diseño de este nuevo espacio, concebido como una "casa de huéspedes del siglo XXI", se han ocupado los arquitectos Jesús Manzanares y Rafael Benítez, quienes han incorporado algunos de los movimientos estéticos más punteros de los años 70 en Inglaterra, los 80 en Francia y los 90 en Alemania y referencias artísticas a sus autores más representativos para lograr una atmósfera tan acogedora como inusual.

Imagen Posada Chaf

Colores y luces fluorescentes, en homenaje al trabajo con tubos de neón del neoyorquino Dan Flavin, y materiales urbanos, como cristal, maderas recicladas, ladrillo visto y hormigón, visten 47 habitaciones bien resueltas y equipadas con lo justo y necesario para el viajero más cosmopolita. Las estancias que se dividen en cuatro categorías: individuales, dobles, doble superior y Magnun, estas últimas con terraza.

Imagen Posada Chaf

De su decoración, austera y funcional, destacan los vinilos de Cristina Calvo, basados en fotografías artísticas y evocadoras de algunas de las recetas más míticas de Juan Pablo Felipe, incluyendo curiosidades, reflexiones y, a veces, hasta poemas del chef en torno a ellas.

Imagen Posada Chaf

La Posada de El Chaflán es sobretodo un espacio culinario abierto al público madrileño, en el que volver a disfrutar de la mejor cocina de Juan Pablo Felipe: sus productos fetiche, como el atún de Almadraba o los pescados, y sus paltos más brillantes como el risotto o la primera versión del cochinillo, todo ello en un formato actualizado y adaptado a los nuevos hábitos de consumo.

Imagen Posada Chaf

La sala del restaurante se presenta con frescura y viveza manteniendo algunos de los elementos más representativos de El Chaflán, como el lucernario acristalado del techo, el olivo o la imponente cocina vista, pero pincelado de alegres colores y juegos de volúmenes como el césped amarillo que cubre el suelo a modo de moqueta, todo ello inspirado en la teatralidad y puesta en escena de objetos cotidianos descontextualizados del artista francés Philippe Parreno

Imagen Posada Chaf

La oferta del restaurante se plasma en una dinámica carta en la que todos los platos pueden pedirse por raciones o medias raciones permitiendo probar, compartir al centro y comer contundente y casero desde solo 15 €. Tartar de atún rojo, espárragos blancos fritos con mahonesa tibia, alcachofas con presa ibérica. risotto de hongos, arroz de bogavante, corvina en bullabesa de mejillones, chipirones de potera a la brasa, atún rojo a los tomates, costillas de buey Wagyu, hamburguesa de toro, cochinillo en su jugo…

Imagen Posada Chaf

Imagen Posada Chaf

La Posada del El Chaflán se completa con una zona lounge con sofás y mesas bajas para tomar una copa antes o después de comer y cenar y con una terraza de verano inspirada en el jardín propio de un hogar, con vegetación y muy coqueta. En definitiva, un multiespacio enfocado a recibir y agasajar al cliente actual.

Imagen Posada Chaf

POSADA CHAFLÁN

Dirección: Avda. Pío XII, 34.

Teléfono: 91 345 04 50 – 91 350 61 93

www.laposadadeelchaflan.com

Más artículos de: Hoteles

Publicado el: 16-07-2013 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus