Recomendaciones para organizar el frigorífico

Dependiendo del tipo de frigorífico que tengamos, la organización ha de ser diferente. Asi, los aparatos no frost tienen un ambiente más seco en comparación con los frigoríficos sin esta tecnología, y por ello, la conservación en ambos casos es diferente.

Imagen F

Una de las diferencias más relevantes está relacionada con tapar o dejar al aire los alimentos, ya que se corre el riesgo de su desecación en los aparatos no frost.

Algunas firmas especializadas en este sector han desarrollado accesorios que aumentan la humedad ambiental en los portaverduras de los frigoríficos no frost, gracias a los cuales los vegetales se conservan en un ambiente idóneo, influyendo positivamente en su calidad y evitando el uso de plásticos y recipientes que tapen los productos.

La conservación de los alimentos en un frigorífico se mueve en una franja que va desde los 0º hasta los 5ºC, pero existen espacios diseñados y definidos para algunos productos concretos como por ejemplo el recinto Multifresh o zona 0ºC, específico para carnes y pescados o el portahuevos.

Imagen F

RECOMENDACIONES

• Los lácteos y derivados deben estar  colocados en las baldas superiores por ser las más cálidas y posibilitar las condiciones de conservación óptimas.

• El recipiente de la leche debe permanecer bien cerrado para que no absorba los olores que puedan desprender otros alimentos.

• Los platos preparados, masas y batidos de cereales deben conservarse en la balda baja del frigorífico, mientras que las mantequillas y mermeladas, mayonesa, tomate frito y otras salsas o bebidas abiertas se deben situar en los compartimentos  de la puerta para una conservación idónea.

• Las carnes y pescados deben ser retirados  de sus envases originales e introducidos en otros limpios para evita posibles contaminaciones y preservar así la calidad de los productos de forma óptima.

El congelador es la parte del frigorífico que mayor grado de organización requiere, ya que posibilita conservar alimentos en periodos largos de tiempo y su utilización correcta favorece que se mantengan las propiedades nutritivas y sensoriales de los mismos. Es recomendable etiquetar los alimentos congelados con el nombre del producto, la fecha de congelación y las raciones de consumo que contiene para evitar cualquier riesgo en la salud al descongelar.

Cada producto alimenticio requiere unas condiciones especiales de conservación y para ello algunas firmas como Fagor, han desarrollado un refrigerador especial, que cuenta con un tercer compartimento que se puede regular de forma independiente al resto de recintos del frigoríficos, a una temperatura de entre -14 º y +14ºC.

Imagen F

Tras analizar cuál es el factor responsable de la maduración y el deterioro de los vegetales, también se han desarrollado filtros que se encargan de la absorción de un compuesto activo llamado etileno (hormona vegetal natural y gaseosa que promueve la maduración) con el objetivo de prolongar la vida y la calidad de los productos vegetales.

Información e imágenes: Fagor

Más artículos de: Informes

Categorías: Cocina

Publicado el: 05-02-2010

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus