Rellenos nórdicos

El relleno nórdico es hoy en día el vestido preferido por la mayoría para vestir las camas durante el invierno. Cumple la misma función que la manta, la sabana y la colcha, pero en una sola pieza, lo que hace que el abrigo en la cama sea mucho más ligero, y la decoración de nuestro dormitorio, mucho más versátil, ya que tan solo cambiando la funda, cambiaremos completamente su aspecto.

Imagen Rellenos nórd

Potterybarn

Cómo elegir el relleno nórdico más adecuado

  • Debemos fijarnos en el material con que esté hecho el relleno, y la cantidad empleada, ya que de estos dos factores dependerá en gran medida el calor que nos aportará.
  • Teniendo en cuanta que no todas las personas necesitan el mismo calor y que no en todas las casas hay la misma temperatura ambiental, debemos fijarnos en el gramaje, para buscar el que mejor se adapta a nuestras necesidades. Este dato nos indica el calor que nos aportará. Mayor gramaje,  más calor.
  • Podemos utilizar un relleno de gramaje elevado en invierno, y uno de gramaje bajo en verano. Pero también encontraremos nórdicos que pueden unirse a otros mediante cintas o corchetes, de manera que unan sus gramajes y pasen de ser dos nórdicos de verano, a un agradable y envolvente nórdico de invierno.
  • Debemos fijarnos si tiene tabiques interiores (costuras formando cuadros) o botones, ya que esto hace que el relleno no se desplace, y se mantenga uniformemente repartido por toda su extensión.

Imagen Rellenos nórd

Potterybarn

    Tipos de rellenos nórdicos

    La pluma es un aislante térmico natural. Se trata de uno de los principales materiales en fabricación de rellenos nórdicos, ya que es un material que no pesa, pero aporta un gran volumen. Hace que el relleno sea ligero, vaporoso y envolvente. El principal problema es que la pluma tiene una parte sólida.

    El plumón tiene más capacidad de crear calor. Además, carece de esa parte sólida que tiene la pluma, y en su lugar, tiene una zona central de la que se despiden copos, que protegen del frío de mejor manera que la pluma. El nórdico de plumón tiene la peculiaridad de que pesa muy poco, pero ocupa mucho volumen, lo que hace que sea realmente agradable.

    Los nórdicos de fibras o acrílicos tienen una gran aceptación. Son más económicos que los anteriores y además, permiten el lavado en la lavadora. Inicialmente se trataba de fibras de baja calidad, aunque en la actualidad podemos encontrar en el mercado fibras de una calidad que pronto podremos comparar con los materiales naturales.

    Tan importante como el interior, es el material con que se recubra, ya que será con él con quien mantendremos el contacto directo. Debemos tener en cuenta que el material sea transpirable, para que el relleno no pierda cualidades. Para ello es aconsejable que el nórdico tenga una buena densidad de hilos o un tratamiento Downproof. Sin lugar a dudas, el algodón 100%, o el lino, serán quienes mejores resultados nos aporte.

    Imagen Rellenos nórd

    Hästens

    Limpieza y mantenimiento de los rellenos nórdicos

    • Los rellenos de plumas o de plumón, requieren de aireación y ventilación diaria, ya que son materiales hidrófilos que tienden a absorber la humedad que desprende nuestro cuerpo cuando dormimos.
    • Para una limpieza más a fondo, a los rellenos de materiales naturales es preferible aplicarles una limpieza en seco de manera periódica.
    • Los rellenos de fibras o acrílicos permiten su limpieza en lavadora, aunque una buena aireación diaria, puede alargar los plazos de lavado, lo que también alargará la vida del relleno.

    Imagen Rellenos nórd

    Ikea

      Por Olaia Pellón

      Más artículos de: Informes

      Publicado el: 02-01-2017 | Autor: Olaia Pellón

      Publicidad

      TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

      COMENTARIOS

      comments powered by Disqus