San Valentín: decoración DIY con mucho corazón

Se acerca el Día de los Enamorados y queremos que en casa todos sientan que es un día especial. Este año de crisis conviene agudizar el ingenio, así es que hemos seleccionado unos proyectos muy especiales. Estos ornamentos están pensados para quienes viven la fecha sinceramente, y quieren plasma la intensidad de su amor con un simple detalle.

Son pequeños regalos hechos con el corazón, y por eso lo que importa es que se ha puesto en ellos mucha ilusión, un poco de trabajo y un par de horas de tiempo a lo sumo. Así es que si te gusta alguna de las ideas, echa mano de útiles domésticos tan comunes como las tijeras, la lana, las pinzas de tender y ponte manos a la obra…

Corazones de papel

Estos corazones de colores translúcidos están hechos de forma muy sencilla. Sólo se han utilizado limpiapipas (esos palitos maleables recubiertos de lana que antes se encontraban en los estancos y ahora también en las tiendas de manualidades) y papel de seda. Con el limpiapipas se forma un corazón. Cuando veas que la forma es correcta (lo que te puede llevar varios intentos), recorta un corazón de papel de seda a la medida y pégalo con cola blanca. Estos corazones quedan muy decorativos situados en la ventana para que dejen pasar la luz, tamizándola en un haz de bellos colores.

Imagen Corazones de p

Imagen Corazones de p

Cuadro del amor

Una vieja tabla de madera es la base para este trabajo tan sencillo. Elige una pintura plástica mate del color que más te guste, y aplica. Primero tienes que lijar, después aplicar selladora o tapaporos y finalmente dar un par de manos de la pintura a brocha, con lijado intermedio. Aplica las capas de pintura bastante aguadas, ya que el resultado debe quedar un poco rústico. Ahora viene la elección de los elementos para escribir con ellos la palabra Amor o su equivalente en inglés, Love. Una escuadra sujeta con chinchetas de colores, una abrazadera metálica, unos tornillos grandes y un poco de alambre servirán para que el trabajo quede tan pulcro como el que ves. ¡Irresistible, especialmente para los más bricolajeros!

Imagen Cuadro del

Imagen Cuadro del

Atrapasueños de corazón

Los atrapasueños son un elemento decorativo de moda en nuestras ventanas. Se trata de amuletos que en su origen utilizaban los indios en América para proteger a las personas de las pesadillas y los malos sueños. Los más sencillos de hacer se fabrican de forma casera con alambre y lana.  La idea es fabricar pequeños corazones para colgar de las ventanas realizados con alambre y atravesados por hebras de lana tensas que se van cruzando entre sí de forma desordenada. Luego se les coloca un sencillo cordel (la misma hebra de lana si se desea) y se cuelgan de las ventanas con un poco de cinta de carrocero, o si quieres que queden un poco más chic, con washi tape o cinta decorativa japonesa.

Imagen Atrapasueños de corazón

Imagen Atrapasueños de corazÃ

Centro de mesa con pinzas de tender

Un trabajo aún más sencillo que los otros: un pequeño centro de mesa a partir de una lata de atún redonda (de las pequeñas) y pinzas de la ropa. Sirve para poner en el centro una pequeña planta, o también para introducir dentro un pequeño frasco de cristal con una vela.

 Imagen Centro de mesa con pinzas de te

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: San Valentín, Hazlo tu mismo

Publicado el: 12-02-2015 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus