Suelos de madera

Los materiales para vestir los suelos de nuestra casa son muchos y muy variados. Una de las bases a partir de la que decidir cuál será el finalmente elegido es el clima del lugar.

Imagen

En diferentes puntos de España las temperaturas medias son muy variadas, haciendo que optemos por materiales conservantes o aislantes en la zona Norte, o por materiales más fríos en lugares de temperaturas altas. Pero sin lugar a dudas, el revestimiento estrella para el vestido de nuestros suelos es la madera.

Existen diferentes modos de colocación en los que influirá nuestro gusto, nuestras necesidades y el presupuesto disponible.

TIPOS DE COLOCACIÓN SUELOS DE MADERA

Tarima de madera maciza

Es la tarima más utilizada, con mejores resultados de durabilidad, resistencia y calidad. Los listones de madera se colocan apoyados sobre rastreles, haciendo que entre la tarima y el suelo estructural quede un pequeño espacio que hará la función de aislante.

Imagen

Este tipo de colocación se puede llevar a cabo con  distintos acabados y maderas, en función de las cuales la resistencia será mayor o menor, igual que la dureza, el dibujo o la veta  y la tonalidad.

Imagen

Parquet flotante

El parquet flotante es una solución de muy buena aceptación por la facilidad de su instalación.

Imagen

Los listones se componen de una lámina de madera maciza que es la que quedará a la vista, y determinará la estética. Una segunda lámina de aglomerado y una tercera capa de contrachapado.

El resultado, son listones que se unen unos a través de la técnica del machihembrado. Todos ellos se colocan sobre un material aislante para conseguir un resultado parecido al que produce la tarima de madera maciza.

Imagen

Una variante económica al parquet flotante, es sustituir la lámina de madera maciza por un laminado. El resultado estético es aparente, aunque la resistencia y durabilidad dista mucho de la inicial.

Parquet Encolado

Su colocación es  semejante a la del parquet flotante. Los listones se colocan directamente en el suelo con una cola específica para este cometido.

Imagen

Tiene la desventaja de que si la superficie no está perfectamente lisa, las imperfecciones quedarán a la vista. Es un método muy utilizado en los casos en los que no hay peligro de humedad, por ejemplo cuando queremos convertir en tarima un suelo de terrazo.

CUIDADO, LIMPIEZA y MANTENIMIENTO DE SUELOS DE MADERA

Aunque normalmente lo consideremos un elemento estético, el barniz o la cera que recubre la madera  es su principal protección. Puede tener un acabado brillante o mate en función de nuestro gusto o de la estética de la estancia.

Imagen

El barniz hace de barrera entre la madera y las posibles agresiones que pueda recibir por el uso,  por esta razón, debemos cuidar que no se desgaste, de lo contrario la madera quedará a la intemperie.

Cuando se trata de limpiarlo, debemos pensar que se trata de una superficie de madera tan delicada como un mueble, por lo tanto el cuidado debe ser parecido. Debemos evitar productos químicos.  Habitualmente podemos mantenerlo limpio mediante algún sistema de aspiración, barriéndolo o pasando una mopa.

Imagen

Cuando busquemos una limpieza más profunda, podemos fregarlo con agua. En este caso, ess conveniente hacerlo cuando la temperatura de la vivienda o el  movimiento del aire permita un rápido secado.

RECOMENDACIONES A LA HORA DE ESCOGER EL TIPO DE MADERA

  • Aunque últimamente la tarima de tablón ancho se impone sobre la tradicional, en habitaciones no excesivamente grandes es preferible apostar por esta última, ya que la tabla ancha puede  potenciar la escasez de metros en la estancia.
  • Generalmente el rodapié se lleva a cabo con la misma madera que el suelo, pero podemos apostar por una madera de tonalidad diferente para conseguir un suelo enmarcado.
  • Si queremos vestir la totalidad del suelo de nuestra casa, de madera, incluidos  la cocina y el baño, debemos saber que la madera de roble destaca por su resistencia a la humedad, una cualidad necesaria para su uso en estos espacios.
  • La madera de nogal es mundialmente reconocida por su alta calidad. Es una opción extraordinaria si se trata de vestir un espacio lujoso y elegante en el que predomine la decoración de estilo clásico.
  • En apartamentos de verano, o en espacios decorados con un estilo exótico, la madera de teca se integrará perfectamente en el estisilmo. Resulta una de las maderas más bonitas, y además su aspecto mejora con los años.
  • El wengué se considera una madera tropical, y destaca por su oscura tonalidad. Es recomendable en espacios muy luminosos, ya que atraerá hacia si la luz, y en espacios oscuros puede resultar lúgubre.
  • Desde que hace unos años la tendencia en tarimas comenzara una transición hacia el suelo claro, el fresno ha sido una de las más utilizadas. Es una madera muy clara, casi blanquecina, con una gran veta que forma líneas casi rectas.

FotografíasEurotarimas

Por Olaia Pellón

Más artículos de: Informes

Publicado el: 26-09-2008 | Autor: Olaia Pellón

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus