Tecnicas de estudio para aprender y aprobar

Ahora que el verano termina y el curso está a puunto de comenzar, es buen momento para replantearse si la estrategia que empleamos para estudiar y aprobar es la adecuada. Aquí tienes unas técnicas de estudio infalibles para aprender y aprobar, válidas para todas las edades.

Niños, jóvenes y adultos se preparan para iniciar un nuevo curso con nuevas ilusiones y expectativas. Afrontar el reto es más fácil si se conocer las técnicas de estudio infalibles para aprobar el curso. ¿Quieres saber cómo…?

Imagen Tecnicas de estudio para aprender y apr

Cómo preparar una sesión de estudio

Para comenzar a estudiar, prepararse es la mejor forma de allanar el camino. Es importante estudiar siempre en la misma habitación (agradable, con buena temperatura y bien aireada e iluminada), tener el material preparado y ordenado, sentarse con la postura adecuada y organizar el tiempo de estudio.

Durante la sesión de estudio…

Es importante tener claras las metas, distribuir bien el tiempo e intercalar descansos. Hay que saber controlar el pensamiento y estar concentrado y relajado. Para organizar bien el tiempo, construye una programación que sea personal, realista y flexible. Puede ser semanal, pero también hay que construir una programación diaria: por ejemplo estudiar un tema de Historia, hacer 4 problemas de matemáticas, traducir un texto de inglés, repasar un tema de Lengua. Una sesión de estudio puede constar de tres horas, durante las cuales hay que comenzar por las tareas de dificultad media durante la primera hora, descansar, seguir con las de mayor dificultad, descansar de nuevo al cumplirse la segunda hora y dejar lo más fácil para la última hora.

Imagen Tecnicas de estudio para aprender y apr

Mejorar la comprensión lectora

La lectura es la fuente de información más importante del estudiante hoy por hoy. La lectura exploratoria y la lectura comprensiva son fundamentales para tener éxito en el estudio. La postura correcta para leer debe ser con la columna vertebral recta, la cabeza erguida, el libro a unos 30 cm de los ojos y perpendicular a ellos (estudiar con atril o con otro libro debajo). Los pies deben estar apoyados rectos sobre el suelo, evitando cruzarlos, balancearlos, etc.

Cómo subrayar un texto

El subrayado es una técnica de estudio que facilita la memorización, llama nuestra atención sobre las ideas importantes y nos permite ganar tiempo a la hora de retener conceptos al facilitar que nos fijemos sólo en lo que nos interesa. Un texto está bien subrayado cuando las palabras clave tienen sentido por sí mismas y cuando al preguntar sobre l texto, las respuestas responden a lo subrayado.

Imagen Tecnicas de estudio para aprender y apr

Cómo aprender a resumir

El resumen o síntesis es una de las claves del estudio eficaz que facilita el repaso de la materia y permite fijarlos en nuestra memoria. Es importante realizar un resumen, esquema o cuadro sinóptico a partir del subrayado.

Si se trata de un esquema, debe ser visual, claro y limpio, estar jerarquizado y escrito de forma concisa y que permite captar lo principal de un solo golpe de vista. El esquema consta de un título breve y preciso y distingue entre ideas principales (por ejemplo, en mayúscula) e ideas secundarias (en minúsculas). Puede ser numérico o a base de llaves y flechas. 

El resumen no debe exceder un 30% de la extensión del texto. Es más personal que el texto original. Debe tener unidad y un sentido completo. No utiliza ni guiones, ni letras ni números. El punto y aparte es el enlace o división entre ideas principales.

El cuadro sinóptico es un recuadro con diferentes casillas, Puede ser muy útil para comparar datos sobre cualquier tema.

Memorizar y fijar los contenidos

Es el último paso, nunca el primero. Al subrayar y resumir estás grabando una y otra vez lo que quieres aprender. Debes repetir en voz alta o mentalmente lo que has estudiado, como si estuvieras exponiendo el tema o examinándote de forma oral.

Imagen Tecnicas de estudio para aprender y apr

Para reforzar la memoria…

No hay secretos. Para reforzar la memori, se necesita concentración (no distrerse), estudio (al menos sesiones de 2 o 3 horas), comprensión (no se puede retener lo que no se entiende), motivación, estrategias (organización, técnicas nemotécnicas), asociación de ideas, repaso y una buena distribución del tiempo.

Fotografías: Pottery Barn

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Infantil-Juvenil

Publicado el: 26-08-2013 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus