Tipos de almohadas y cómo elegir

¿Echas de menos tu almohada en vacaciones…? Es curioso, porque el resto del año apenas reparamos en que es esencial para garantizar nuestro descanso diario. Aquí tienes las claves para hacerte con la más adecuada a tu forma de dormir…

Imagen Tipos de almohadas y cómo elegir

Si hacemos caso de la regla de los tercios en la vida diaria, entonces dedicamos un tercio a trabajar, otro al ocio y el último al descanso. Un buen colchón nos garantiza un descanso de calidad, pero a menudo prestamos poca atención a la almohada ¡Grave error! La almohada debe ser cómoda y ayudarnos a mantener la columna vertebral en una postura correcta cada noche para evitar desde falta crónica de descanso a contracturas en cuello y espalda.

Imagen Tipos de almohadas y cómo eleg

Dime cómo duermes, y te aconsejaré tu almohada…

No hay mejor postura, ni peor postura para dormir… Hay simplemente hábitos asentados en cada persona, que pueden ir cambiando con la edad. Por eso, lo principal es conocer la postura al dormir para elegir una almohada acorde a cada necesidad.

  • Si duermes de lado…

Para que el cuello quede perfectamente alineado con la columna vertebral, necesitas una almohada gruesa y firme, mayor cuanto más anchos sean los hombros (por eso, en general, los hombres necesitan aún mayor grosor).

  • Si duermes boca arriba…

El descanso queda garantizado si utilizas una almohada de firmeza y grosor intermedios.

  • Si duermes boca abajo…

Una almohada blanda y fina garantizará tu descanso. Incluso la ausencia de almohada puede ser mejor que dormir con una gruesa, por ejemplo, durante las vacaciones…

CONSEJO: ¡Siempre es mejor probarla! Al comprar una almohada, lo aconsejable es probar varias, en la medida de lo posible… Idealmente, en la posición en que duermes cada noche. Ésta suele coincidir con la que te levantas cada mañana, pero si no lo sabes, pregunta a tu pareja. Aquella almohada con la que te sientas más cómodo será la más adecuada para ti…

Imagen Tipos de almohadas y cómo eleg

Tipos de rellenos para almohadas

El tipo de relleno es un factor determinante en la elección de almohada. Los hay sintéticos y naturales, y suelen ser determinantes en el factor dureza y también en la transpirabilidad…

  • Fibras sintéticas

    El relleno de poliéster, una fibra ahuecada y cardada, es el más común. Son las almohadas más baratas y se lavan sin problema. Suelen ser muy firmes, por lo que si no te convencen, siempre puedes descoserlas y sacar parte del relleno. Son apropiadas para dormir de lado o boca arriba, y en general una buena elección para casas de vacaciones. Precio: 16 euros una muy firme en 35 cm de ancho.

    • Almohadas de espuma

    Las almohadas de espuma tienen un espesor muy variable, según la densidad de la misma.  Además, las hay de espuma en un solo trozo o de pequeños pedacitos de espuma… Si no estás seguro de la firmeza, mejor consultar en la tienda. Las almohadas anatómicas suelen estar hechas de espuma. Su forma permite que se adapten mejor al cuello, pero ¡ojo! no todo el mundo las aguante por recomendables que sean… Mejor probar antes de comprar, por lo que está desaconsejado comprarlas en ventas telefónicas y demás… Precio: 15 euros en medida de 50 cm. Si es anatómica, sube a 30 euros o más con facilidad.

    • Pluma y plumón

    Este relleno natural da como resultado un soporte de poca firmeza, por lo que pueden ser muy adecuadas para aquellos que duermen boca abajo. Transpiran poco en verano, y a personas sensibilizadas les pueden provocar alergia. Son de mejor calidad que las anteriores y duran mucho. Mejor seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a limpieza, ya que no se deben lavar… Precio: unos 50 € en medida de 40 cm

    • Relleno de látex

    Es un material natural que transpira muy bien, y se adapta con facilidad a la forma del cuello. Además es antialergénico. Precio: unos 40 euros en medida de 40 cm.

    • Viscoelásticas

    Igual que los colchones, las almohadas viscoelásticas están hechas de espuma de poliuretano. Su principal ventaja es que se amoldan perfectamente a la forma y postura del cuerpo. Igual que ocurre con las anatómicas, no todo el mundo se adapta bien a ellas, por lo que sólo se recomienda su compra después de probarla.  Precio: 28 € en medida de 30 cm.

    • Almohadas de gel

    Son uno de los últimos rellenos en llegar al mercado. Están rellenas de una espuma de poliuretano  con mezcla de polioles sintéticos y naturales (Aloe-Vera). Son de la familia de las viscoelásticas, pero con características propias. Resultan muy frescas y transpirables. Precio: 68 €, almohada de 35 cm.

    CONSEJO: ¡Atención a la funda de la almohada! Mejor si es de algodón suave y transpira bien, pero debe tener una trama muy fina para evitar que se salga el relleno y penetre la suciedad. Las mejores llevan tratamientos antimanchas y antiácaros.

    Imagen Tipos de almohadas y cómo eleg

    Fotografías: Dapw, Peacock blue

    Más artículos de: Informes

    Publicado el: 18-07-2012 | Autor: María Tebar

    Publicidad

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    COMENTARIOS

    comments powered by Disqus