Tipos de madera para muebles

Cuando compras un mueble, es fácil dejarse llevar por una estética que nos atrae o simplemente por el precio. Pero si lo que se busca son muebles de calidad, conviene interesarse también por aspectos como los acabados, los herrajes y sobre todo el tipo de madera. Te aconsejamos al respecto…

Los muebles pueden ser de múltiples materiales pero lo habitual es que estén hechos de madera o derivados de la madera (paneles de virutas o fibras de madera prensadas). Los muebles hechos en madera tienen además diferentes calidades atendiendo a dos aspectos: 1) el tipo de madera empleada y 2) si la madera es maciza o no.

Imagen Tipos de madera para muebles

Tradicionalmente, los muebles de fabricación nacional se han hecho de contrachapados o paneles prensados y luego se rechapan en una madera más o menos noble, a diferencia de los muebles tradicionales de las latitudes Norte de Europa y América (a menudo, macizos). No obstante, también es posible encontrar aquí muebles de madera maciza (a menudo en maderas exóticas y otras veces en otros tipos de madera más valorada hechos por artesanos locales). No hay unos mejor que otros, ya que todo depende de la madera utilizada en cada caso (madera maciza pero de pino puede ser peor que contrachapado de madera y rechapado en raíz de olivo, por ejemplo…).

La procedencia de la madera

Según el área geográfica de donde proceden, las maderas se dividen en maderas europeas (en general, las del hemisferio Norte) y maderas exóticas. Las primeras (que se clasifican a su vez según su dureza) se utilizan para ebanistería y diferentes trabajos de carpintería y construcción. Las maderas exóticas o tropicales (teca, iroco, ébano y caoba) son muy apreciadas por su capacidad para resistir las inclemencias del tiempo, por lo que se usan para muebles y elementos de jardín o que van a soportar la intemperie.

Imagen Tipos de madera para mueb

Tipos de maderas

Entre las de origen europeo, las maderas se clasifican en maderas duras o maderas blandas.

Las maderas duras proceden de árboles de crecimiento lento. Son muy apreciadas y como suelen ser muy resistentes, se emplean para fabricar muebles de calidad. Maderas duras son las del roble, el nogal, el cerezo, el castaño, la encina y el olivo.

Las maderas blandas proceden de coníferas y otros árboles de crecimiento rápido, y se llaman así por la mayor facilidad con que se pueden trabajar. Son menos resistentes y su valor es inferior al venir de árboles más abundantes. Maderas blandas son  el pino, el ciprés, el abeto, el álamo y el abedul.

Imagen Tipos de madera para mueb

Maderas más apreciadas

La resistencia, como hemos visto, es un gran valor en la cotización de la madera, pero también lo es su rareza, el color, la vistosidad de sus fibras, la dificultad que supone trabajarla, etc.

  • Roble. Es una de las más resistentes y duraderas, por lo que se utiliza para hacer muebles de calidad y parqué.
  • Nogal. Es una de las maderas más nobles. De apariencia uniforme, se emplea en muebles y panelados de lujo, así como en la elaboración de elementos torneados.
  • Cerezo. Tiene un bello tono anaranjado, por lo que se aprecia mucho para construir muebles. Pero también es delicada y propensa a sufrir oscurecimiento y carcoma.
  • Olivo. Los trabajos artísticos y decorativos en olivo son muy apreciados por la vistosidad que tienen las fibras de la madera de este árbol, especialmente las que se aproximan a la raíz.
  • Cedro. De tono parecido a la caoba, es más ligera y de textura más gruesa. Se usa para forrar muebles.
  • Castaño. Se emplea mucho para fabricar puertas de muebles de cocina por su resistencia y elasticidad.
  • Olmo. Muy apreciado en marquetería y ebanistería.
  • Haya. No tiene tanto valor como otras, pero se usa mucho en muebles, sillas o chapado decorativo. Es la madera ideal para elementos torneados, como barandillas de escaleras en madera maciza.
  • Pino. Es la que mejor relación calidad/precio tiene. Se utiliza mucho en carpintería, contrachapados, encofrados o ebanistería.
  • Fresno. Se emplea en ebanistería y carpintería, y en la elaboración de elementos curvos.
  • Caoba. Procede del Amazonas, y es de color rojizo y muy dura, aunque fácil de trabajar. Se usa sobre todo en ebanistería para muebles de lujo y otros revestimientos de calidad.

Imagen Tipos de madera para mueb

Derivados de la madera

Los paneles hechos con virutas, cortezas y otros tipos de fibras derivadas de la madera son una alternativa económica para hacer muebles, que da muy buenos resultados.

Los contrachapados son la “nobleza” de los derivados de la madera, con sus cinco chapas de madera encoladas y prensadas. A menudo se revisten de maderas nobles o, en el caso de muebles de cocina y baño, de PVC, con cualidad impermeabilizantes.

Los aglomerados están hechos de residuos de carpintería que se trituran y “aglomeran” como dice su nombre. Son fáciles de trabajar, pero tienen una textura vasta y porosa, así como mucho peso. A menudo se recubren de melaMina.

Los paneles de densidad media o DM también están hechos con fibras de madera que se prensan y se unen con cola. Tienen menos peso que los aglomerados y un exterior más uniforme, por lo que son ideales para acabados lacados, pintados, etc.

Imagen Tipos de madera para mueb

Chapas de madera

Las chapas de madera, de unos milímetros de espesor, permiten usar la materia prima de un modo rentable y sostenible para fabricar muebles de madera. Pueden ser de varios tipos: chapas naturales, teñidas, de raíz (louppes) y precompuestas (hechas con diferentes tipos de madera con la ventaja de que cuentan con dimensiones uniformes). Es importante reseñar que las chapas se suelen teñir a menudo para emular un determinado tipo de madera (una madera de haya se oscurecen para que parezca ébano o se tiñe de color rojizo para que parezca caoba).

Imagen Tipos de madera para mueb

Cómo distinguir un mueble de calidad

El precio es determinante, pero además puedes fijarte en detalles como…

  • Los bordes y aristas (la madera permite terminaciones más finas y cuidadas);
  • Los cajones (buen deslizamiento y topes de apertura para que no se salgan);
  • Una textura desigual (la madera tiene vetas y un color no uniforme);
  • Y ojo con los nudos de la madera (cuantos menos tenga y más pequeños y superficiales, mejor, ya que la madera se vuelve más frágil en su entorno).

Imagen Tipos de madera para mueb

Fotografías: Madera Viva, Ramón Sánchez S.L.

Más artículos de: Informes

Publicado el: 12-09-2012 | Autor: María Tebar

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus