Trasdosar paredes para mejorar el aislamiento

La confortabilidad de una habitación depende en gran medida de la temperatura que tenga habitualmente, la presencia o ausencia de humedad y de lo silenciosa que sea. Si el aislamiento de un edificio es insuficiente o defectuoso, probablemente el calor se escapará de los espacios, entrarán el agua y las corrientes de aire y los ruidos estarán presentes de continuo. A nivel de bricolaje, y si el problema procede de las paredes exteriores (las de la fachada), es posible mejorar considerablemente el aislamiento de las estancias trasdosando dichas paredes.

Imagen Trasdosar paredes para mejorar el  aislami

Los materiales necesarios para trasdosar una pared son: paneles de yeso laminado (para evitar la humedad por condensación se pueden adquirir provistos de barrera anti-vapor), perfiles en C para el montaje, tornillos especiales, cinta y pasta tapajuntas, material aislante (lana de roca o de vidrio, poliestireno expandido...), fijador de látex y pintura para la pared. En cuanto a las herramientas, tendremos que contar con un taladro atornillador, sierra de arco para metal, lija nº 180, serrucho para los paneles de yeso laminado (también se pueden cortar con un cúter afilado, haciendo varias pasadas), rodillo y brocha.

Imagen Trasdosar paredes para mejorar el aislami

Trasdosar una pared consiste simplemente en levantar una pared paralela, a unos 10 cm de distancia de la original, con paneles de yeso laminado y perfiles de metal. En el interior de la cámara de aire se coloca una capa de material aislante, que actuará como barrera para el frío o las fugas de calor, y también como protección acústica (en nuestros dossieres encontraréis todo lo que hay que saber sobre aislamiento acústico). Lo primero que hay que hacer es retirar el rodapié y, si hay interruptores o enchufes en la pared, desmontarlos para sacar los cables y volver a colocarlos en la nueva pared interior. Después mediremos una distancia de 10 cm desde la pared a trasdosar hacia el interior de la habitación y trazaremos una línea paralela a ésta.

Imagen Brico

Sobre dicha línea se atornillan los perfiles en C, que se pueden cortar con la sierra de arco; también se puede hacer la estructura con listones de madera. Además, hay que atornillar perfiles en el techo y las paredes perpendiculares, y si la superficie a trasdosar es muy grande, colocar varios perfiles interiores. Eso sí, antes de levantar la estructura metálica es recomendable colocar el material aislante, pegándolo con cinta de doble cara o atornillándolo a la pared. Para terminar, los paneles de yeso laminado se cortan a la medida y se fijan a los perfiles de metal con tornillos especiales; las juntas se cubren con cinta y después con pasta tapajuntas. Una vez seca la pasta, se lija con cuidado y se aplica una mano de fijador de látex sobre la nueva pared; ya sólo quedará pintarla o empapelarla para igualar con el resto de la habitación.

Imagen Dossier prác

Imágenes: 3D News, Euro Taby, Brynmawr Corporation.

Más artículos de: Bricolaje

Categorías: Paredes y revestimientos

Publicado el: 06-01-2011 | Autor: Marta Sánchez

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus