Tumbonas

A pesar de que la gran mayoría de la gente toma el sol tumbado sobre una toalla en la arena de la playa, hemos de reconocer que no es la forma más cómoda de hacerlo.

Imagen Tumb

Tomar el sol tumbados sobre una cómoda tumbona es mucho más cómodo y saludable para nuestra espalda, y como siempre, las posibilidades estéticas son infinitas. En la primera imagen veíamos un atractivo diseño de tumbonas de rejilla, sobre las que podremos colocar nuestra toalla, o un colchón, mucho más confortable.

Cuando el espacio escasea, o no queremos tener tantos trastos en nuestra casa podemos optar por una solución como esta. Un confortable banco de exterior, que se convertirá en tumbona siempre que queramos.

Imagen Tumb

Las tumbonas de lamas de madera son quizá las más comunes. Suelen plagar las orillas de las piscinas de los hoteles, esperando que coloquemos sobre ellas nuestra toalla.

Imagen Tumb

Pero si colocamos una suave colchoneta conseguiremos un efecto doble. La tumbona será mucho más confortable y además, ante nuestros ojos, estará mucho más vestida y será mucho más elegante.

Imagen Tumb

Las tumbonas más modernas para tomar el sol suelen estar hechas de fibras, que además resisten perfectamente la humedad.

Imagen Tumb

Por supuesto también éstas son susceptibles de mejorar su ergonomía con un colchón.

Imagen Tumb

Y aunque menos estéticas, pero también muy funcionales y sobre todo muy comunes, las tumbonas metálicas, o aquellas que combinan madera y metal.

Imagen Tumb

Fotografías: Unopiu

Más artículos de: Especial Verano

Categorías: Exteriores

Publicado el: 31-07-2009

Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMENTARIOS

comments powered by Disqus